Xanobot informa

Batería inferior al 5%. Enchufe a un cargador o asuma las consecuencias.

Más microentradas

4/4/18

Gisaku (pre-vídeo)

Esto de aquí es una señora falacia. No hace falta que nos remontemos a los años de maricastaña como explica el amigo Reviewer Random, estoy hablando de... *sigh* "anime" moderno hecho y producido en España. Más concretamente de un sindiós de película llamada Gisaku; un proyecto ambicioso del lejano 2005, enfocado única y exclusivamente en aprovechar el filón del anime, que estaba muy de moda, para cebarnos con publicidad turística de España como a un pato al que van a hacer paté. Tanto es así que, ¡dioses! ¡Está doblada al japonés! Lo siento, ya no hay más huevos, nos vemos en la obligación de verla doblada al idioma nipón. Era la guinda del pastel para hacer de este panfleto la weeabooada definitiva. Dad las gracias a Haru y su maldito baúl por los sucesos atroces que vivimos aquella noche.


Pero bueno, ¿de qué va Gisaku? Pueeeeeees... sinceramente, tras haberla visto, aún no lo tengo muy claro. Hay un Samurai Jack trucho que está luchando en el país del sol naciente contra AKUUUU. Entonces utilizan como un talismán para contenerlo y convertir al demonio tigre éste en ésta aberración. Sin comerlo ni beberlo, el talismán se divide en quesitos del Trivial, y de repente el samurai tiene que viajar a Espiña para encontrar los quesitos del Trivial. Pasamos al presente, concretamente a una realidad alternativa donde España es una utopía en la que no existe la crisis, la corrupción, la pobreza, las rencillas entre comunidades autónomas ni absolutamente nada malo a excepción del villano y sus bolas del dragón. De hecho probablemente es la primera potencia mundial tanto económica como tecnológicamente. Allí Nobita Bilbaíno es víctima del bullying más ruin tras colarse con sus supuestos amigos en un museo por la noche porque guión. Allí se encuentra con el samurai, que ahora está en el futuro porque guión. Conan Edogawa vasco decide ayudar a Samurai Jack, por lo que le lleva a la casa de su... ¿tío?, donde la trama de la película se convierte en una mera excusa para darnos un tour por toda España y tirarnos a la cara la cantidad de cosas chulas que tenemos. ¡Hagamos un recuento!

¡Breve resumen sobre la cultura española sacado de la nada y que no viene a cuento en ningún momento de la conversación sobre cómo detener al maloso que estaban manteniendo los protagonistas! ¡El vino español es el mejor del mundo! ¡La comparación imbécil del samurai, rematada por el tío de Nobita, entre el tempura y el pescaíto frito! ¡Tenemos satélites, gente! ¡El Quijote como detonante de una trama conspiranóica a lo El Código Da Vinci! ¡Publicidad de otras películas de Filmax! ¡Furros lince! ¡Iberia! ¡El malo siendo presentado en el Bernabéu viendo el Barsa Madrid! (Lo que lleva a mi escena favorita de toda la puñetera película)
¡Y mucho más! Como que la única comunidad autónoma que no visitan en la hora y media de metraje es las Canarias. Lo que se traduce en un baile de escenarios e hiperactividad de guión; un furioso torrente de información intragable que sólo sirve para desorientar al espectador de la maldita trama, haciendo que para el final de la misma no sepas qué cojones ha pasado, ni qué puñetas acabas de ver. Todo son datos "centefikos" o ese infame contar y no mostrar diciéndote todo el rato de qué va la película, con muchos nombres, sitios y acontecimientos que ni conoces ni empatizas porque NO LOS ESTÁS VIENDO, intercalados con publicidad de Iberia para que los guiris vengan y gasten como locos, lo que hace que llegados a cierto punto simplemente desconectes de todo lo que está pasando y te empieces a reír como bobo por las escenas, personajes y cameos innecesarios de la película como un bebé mirándote agitar las llaves del coche. Que luego, si te paras a analizarlo, la trama es bastante sencillita. Samurai buscando las piezas del talismán para devolver al malo y a este engendro al infierno, subtrama de textos cifrados en el Quijote para tener una excusa para visitar TOOOOODA España, pelea final y pa casa. Pero lo dicho, está planteado de una forma que te revienta la cabeza.
Total, que nuestro equipo de zettamonguers se enfrentan al maloso final, le devuelven al pozo de mierda tras un grosero deus ex machina, o más bien Mufasa ex machina, y todos viven felices. De hecho el samurái del siglo XIII que habla perfecto castellano por algún motivo y parece más español que los españoles de la película, como no podía ser de otra forma, abre un típico bar español llamado el Japonés... Espera, ¿qué?
¿Y qué puedo decir del apartado técnico? Bueno... la animación está en la fina línea que separa a la animación mediocre de ser Bolívar el héroe. Disimulando lo aburrido de sus escenas, monotonía en el diseño de personajes (no en vano samurai y villano son idénticos, y tsundere y pringao parecen hermanos pese a ser pareja) y fotogramas... mejorables con un hiperactivo vaivén de cámara incapaz de posarse por un maldito segundo y movimientos erráticos aunque incansables de todos los personajes en escena, lo que sumado al ritmo del guión da la impresión de que la película va puesta de coca hasta las cejas. Oh, y recurren a esos odiosos momentos try hard de fondos a rayas en momentos de tensión y personajes exaltados apareciendo en fragmentos de la pantalla que imitan al "típico anime", cosa que no se hace desde... ¿los 80s? 90s como mucho. No estás viendo una buena imitación de anime si esta mierda no aparece al menos una vez. Del doblaje no puedo decir mucho por el formato en que la vimos, aunque la versión japonesa tiene buenos seijuus, eso sí.
En definitiva, un panfleto turístico disfrazado como un intento de revivir la animación local apostando por lo que consume el público joven del momento, que te da de cabezazos mientras grita como un maldito chiflado "¡¡ESPAÑA MOLA!! ¡¡VIAJA A ESPAÑA!!".
Me gusta pensar que el guión original contaba una historia sencilla de samurais, pero llegó el editor con el patrocinio de Iberia y la Comunidad de Madrid y obligó a reescribir todo el guión para meter con calzador toda esa publicidad superliminal, arruinando así una posible experiencia interesante, o como mínimo, coherente.


Mr. Angelu

8 sandeces:

Blue Striker dijo...

En la escena de Canarias iba a ver una guerra del carajo con tías ninjas buenorras vistiendo látex muy apretado que descuartizan bebés mutantes, e iba a tener un climax con un mecha-ninja-sexy lanzando láseres con las tetas-cañones, así matando tanto a los malos como a los buenos y salvando la película...

Pero rechazaron la idea porque era una escena demasiado molona y querían hacer una película mala olvidable.

Lord Angelu dijo...

@Blue Striker Y además, eso desafiaría la realidad utópica en la que España es un sitio tope tranquilo en el que nunca pasa nada y se toca flamenquito rico en Barcelona.

Alvi dijo...

"un proyecto ambicioso del lejano 2012" Ein? No es por nada, pero la peli se hizo en 2005, cuando España aún parecía un país pasable.

Fénix A. j. dijo...

Dios, ¿aun sigue sacando vídeos ese famoso baúl? ¿Estáis seguros que no es el bolsillo de Doraemon?

Respecto a la peli, me habéis convencido. ¿Conan Edogawa vasco? ¿Samurai Jack versión españolito, o lo que sea? ¿El hijo ilegítimo entre Stitch y Scar? ¿El Quijote a lo Código Da Vinci? Esa fumada tengo que vérmela pero ya. Da igual si es un cacao del par.

Lord Angelu dijo...

@Alvi ¡No jodas! ¡Esos rufianes me la han colado!

Lord Angelu dijo...

@Fénix A. j. Seguramente sea más sencilla de lo que parece, pero con tanta propaganda cutre uno se pierde. Sobre todo entre carcajada y carcajada.

Juan Loquendero dijo...

Este puto anuncio ya lo visione en una review de wildragon 361, y entre esto y ese video me entran ganas de verlo y hacer un puto video sobre la peli ( aunque seguro que llega para 2099 ) , ¿porque le entra a uno el morbo de ver una peli mala despues de oir lo mierda que es?

Lord Angelu dijo...

@Juan Loquendero Quién sabe. Puede que sea algún rollo de psicología inversa o algo así.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Post
Plugin for WordPress, Blogger...