Xanobot informa

Queda abierta la veda.

Más microentradas

28/1/18

JUGAMOS A CALL OF DUTY BLACK OPS - REVIEW


Black Ops recicla las mecánicas de juegos anteriores y los utiliza para crear una nueva historia. Ambientada en el siglo XX, nos cuenta la historia de Alex Mason, un agente de la CIA que es secuestrado y le han lavado el cerebro. Desde entonces ve como unos números en su cabeza que le impulsan a realizar actos contra su voluntad y la historia se desarrolla mediante flashbacks en una sala de interrogatorios.

La historia por desgracia peca de lo típico. Es más una demostración técnica y eventos para impresionar al jugador que una historia decente. Al final, no deja de ser un desfile de mapas variopintos con un argumento pobre para justificar el viaje de uno a otro y el hecho de que la historia no esté narrada en orden no ayuda a entenderla. Quien controlamos, en qué bando estamos y por qué se enfrentan o cómo y por qué hemos llegado hasta ahí. Esa carencia de información puede suplirse con los archivos dispersos a lo largo de los niveles pero considero que su contenido es necesario... y un error haberlo puesto como coleccionables.

Las misiones que más llamativas me resultaron a nivel de presentación (y jugablemente, importante) fueron la huida de Borkuta, la secuencia en moto y toda la misión de Proyecto Nova masacrando nazis en el Ártico. Eso sí, no serán las únicas. Asesinar a Castro, cruzar las trincheras de Vietnam y sobrevolar su selva o el final de coña postcréditos con Kennedy disparando a zombies son también ejemplos notables.

Viktor Reznov: Este ruso es legendario.
Mi problema con este juego es que técnicamente esta por detrás de los Modern Warfare. Cuando lo jugué por primera vez pensé que había salido antes y cuando vi que salió después no me lo podía creer. Los gráficos, las animaciones y las físicas han sufrido un bajón de calidad significativo y es que el hecho de que la desarrolladora no sea Infinity Ward si no Treyarch, seguramente sea la nota diferenciadora. Pero el bajón no es solo estético. Morimos con menos daño y el indicativo de cuanta vida nos queda (gotas de sangre que manchan la pantalla) no nos deja ver bien, es impreciso y muchas veces hará que nos maten preguntándonos "¿tan poco me quedaba?". Ah, y los coches, barriles o granadas revientan sin mostrar indicador de su estado de modo que no tenemos forma de calcular el riesgo al estar cerca ni tiempo de reaccionar al reventar. La mayoría de las veces esto nos costará la vida.

En cuanto a su estética me ha parecido que las operaciones secretas del siglo XX no es el mejor escenario para incluir el tema del control mental y tecnología informática. Le hubiese venido mejor utilizar otro setting o plasmar ese concepto como un problema psicológico antes que recurrir a eso. Es algo que echa para atrás. No obstante, lo compensa con ser un juego más crudo y visceral. En esta entrega hay más sangre y los enemigos pueden desmembrarse por efecto de los disparos, lo que para un juego bélico lo considero un acierto. Cuanto más crudeza haya en este tipo de juegos, mejor. Esto no es paintball.

Pero vamos a lo importante y para lo que desgraciadamente se limita a encasillarse a sí mismo este juego: El multijugador. Mi contacto inicial ha sido exactamente el mismo que juegos anteriores. Jugabilidad muy rápida y frenética. Partidas cortas y un perfil que podremos mejorar e ir adaptando a nuestro estilo, desbloqueando mucho contenido a medida que se juega. Black Ops tiene mejor personalización que sus antecesores, el desbloqueo de contenido es más progresivo y los recursos para gastar en lo que queramos es más generoso y libre. Todo eso hace que enganche más y mejor.

En cuanto a modos de juego cuenta con Todos contra todos, Duelo por equipos, Tomar la bandera y Buscar y destruir (Desactivar o detonar la bomba según que bando, a lo Counter Strike). Estos modos de juego se pueden seleccionar en experto, lo que te quita el HUD, regeneración de vida y demás cosas. También tendremos el modo Dominio, el modo Zombies (el punto fuerte de Black Ops) y el modo Dead Ops (un juego arcade bastante curioso). Y faltan más, pero no suelen contar con suficiente volumen de gente como para poder jugarse con normalidad.

¡Los zombies están trilladisímos! Pero...
El modo Zombies es... sorprendentemente bueno. Está lejos de ser un mapa donde te sueltan al libre albedrío con oleadas de no muertos. El escenario está específicamente creado para este modo. Tendremos que mantener las barricadas y acumular puntos para poder gastarlos en armas, herramientas o en abrir zonas cerradas del mapa. Tiene un fuerte componente cooperativo y estratégico, divierte y... sí. Vicia.

¿Lo feo? Este juego tiene tienda. A Black Ops le faltan una veintena de mapas. Siete del modo Zombies y doce para los otros modos de juego. El precio total de ese contenido sin contar el juego sale por 52,74€ en consolas y 55,96€ en Steam. Ni siquiera se han planteado ponerlo gratuito o incluirlo en futuras ediciones físicas tras todo este tiempo. De traca.

En definitiva, Call of Duty ofrece una experiencia mediocre y por sus deficiencias en el formato físico no recomiendo comprar pero por otro lado un título con un notable componente online que da vida y sentido al multijugador en consolas. Black Ops tiene más modos de juego, más personalización y mas violencia. Sin embargo quienes prefieran un apartado técnico superior, una jugabilidad más sólida con "auténticos soldados" o (por preferencias personales) su campaña, Modern Warfare 2 seguirá ganando la partida en esta saga.









"¡Pirateadlo, jodeeer!"



Por: Orgem

1 sandeces:

Amenaza Amarilla dijo...

Los numeros Mason, ¿Mason? ¡MASON!!!!!!
(Lo unico que no me cuadra del juego son algunos sonidos de recarga,sobretodo de la colt 1911 que suena recontra falsa)

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Post
Plugin for WordPress, Blogger...