Xanobot informa

Vaya, nuestro Neuro de saldo se ha ofendido porque ha aparecido un Mr. Angelu de saldo.

Más microentradas

5/5/17

Las mejores series de animación japonesa - TOP Personal


Si me preguntasen qué es el anime para mí contestaría rápido y sin pensarlo que "la comida basura o comida rápida" de la animación. Coger una idea diferente y desarrollarla rápido o de una forma genérica, inflada a clichés o con los recursos de siempre. Muchas veces esas ideas se pierden en un mal desarrollo de trama, un mal cierre o en simplemente estirar el condenado chicle para no dejar de ganar dinero con ello.

Podría hablar largo y tendido de cuantas series he visto alzarse y caer ante mis expectativas pero esta entrada no va de ellas. Esta entrada va sobre aquellas que me han fascinado por multitud de razones y que puedo ver de nuevo encantado. Algunas por la profundidad y detalle de su universo. Otras por sus lecciones de vida, o por su buena narrativa. Estas son mis series de anime favoritas que recomiendo encarecidamente:

Cowboy Bebop. Episodios: 26

La vieja confiable. Cuenta la historia de cómo la vida de cinco personajes se entrecruza durante un periodo de sus vidas para ganarse el pan trabajando de cazarrecompensas espaciales. La temática steampunk y el Bebop instrumental se dan la mano y durante episodios autoconclusivos (pero desarrollando su trama detrás) conocemos poco a poco a la pandilla y su mundo. Risa, tensión, intriga... pero sobre reflexión, pues esta serie toca temas existencialistas a través de personajes con carisma con los que nos encariñamos rápido.

Ghost in the Shell (SAC). Episodios: 26

Esta serie nos narra diferentes casos policiales en una futurista Japón bañada hasta las trancas de un estilo cyberpunk, donde la esencia del ser humano se pierde entre implantes cibernéticos y el almacenamiento de la información. La protagonista, Motoko Kusanagi, es un cyborg que trabajará por localizar y neutralizar a sus objetivos con ayuda de su equipo. Sin embargo, lo que hace grande a esta serie es la forma que tiene de plantear los fallos en una no tan improbable distopia como esa. ¿Y si los recuerdos se pudiesen almacenar, copiar o reescribir? ¿Y si los implantes tuviesen brechas de seguridad? ¿Qué nos hace ser más nosotros? ¿Nuestras vivencias o nuestro cuerpo? ¿Cómo se organiza la sociedad ante una era digital tan arraigada e invasiva? ¿Cómo ha evolucionado la ciberdelincuencia y los traficantes? Todo este tipo de cosas son las que se van explorando con todo lujo de detalles.

Stand Alone Complex es el mejor material que hay, pero quien quiera puede ampliar la experiencia con películas, el manga u otras temporadas contando historias distintas. Puede resultar pesada la burocracia de algunas escenas o el hecho de que haya que prestar especial atención a las conversaciones pero definitivamente merece la pena.

Jojo's Bizarre Adventure. Episodios: 26

Jonathan Joestar es un miembro de una familia pudiente en la que por circunstancias de la vida se cruza con la de su futuro archienemigo, Dio Brando. A partir de entonces las vidas de ambos y sus descendientes se verán afectadas por una lucha entre vampiros y el hamón, una fuerza capaz de acabar con la vida de estos.

Jojo no solo fascina por una afeminada estética que luego no resulta serlo en absoluto, si no por como desarrolla el concepto de Hamon, una energía como el Ki, el Chakra o la Fuerza. Durante la serie y sobre todo con el nieto del protagonista, se aprende a darle nuevos y diversos usos y se ve esa cultura del esfuerzo, en la que el protagonista debe entrenar y esforzarse para fortalecerse y no sacarse un Deus Ex Machina del bolsillo. Incluso se muestra como dándolo todo no tiene por qué ser suficiente, pudiendo el uso del ingenio suplir esas carencias contra el rival más anabolizado. Todo con una gran dosis de humor y epicidad.

No recomiendo las temporadas siguientes porque manda a tomar por saco esta premisa y se convierte en una serie de superpoderes donde manda La Ley de Ueki. No está doblada, se tiene que ver V.O.S.E.

Golden Boy / Full Metal Panic! Fumoffu. Episodios: 6 / 12

Todo el mundo tendrá esa serie que le haga reír a carcajadas. Yo por supuesto también. He llegado a llorar de risa en varios momentos con estas y las pongo juntas por esa misma razón. Cada uno tiene su humor y es comprensible que igual no sea tu rollo pero solo por los buenos momentos que me han dado y que tengan la humildad de ser muy cortas, no puedo dejarlas fuera.

Golden Boy trata de las desventuras de Kintaro, saltando de trabajo en trabajo y cometiendo gazapos con sus atractivas jefas, mientras en pantalla se muestran unos caretos que ni necesitan chistes de por medio. Full Metal Panic! Fumoffu es la clásica comedia de instituto pero con la particularidad de que Sousuke, un tipo que se crió en la guerra y ha sido encargado de proteger a una estudiante, va por la vida con el síndrome de Don Quijote viendo hasta a la cosa más cotidiana e inocente con un trasfondo bélico. Fumoffu no está doblada, hay que verla en V.O.S.E.

Stein's Gate. Episodios: 24

Hay multitud de novelas e historias sobre la dicotomía de los viajes en el tiempo. Stein's Gate desarrolla y profundiza las paradojas del espacio tiempo de forma sencilla en una trama divertida y con suspense. A pesar de tener un componente harem, lo hace de forma perdonable y sutil, sin distraerse de la historia que pretende contar, puesto que nos hace reflexionar y nos tiene atentos de principio a fin por encima de cualquier cosa. Mención especial a ese revelador final y a la moraleja que nos cuenta.

Rintaro Okabe, un excéntrico pseudocientífico obsesionado con el Dr. Pepper, crea junto con su compañero de piso y por accidente una máquina del tiempo con un microondas. Empieza a trastocar diversos acontecimientos en el tiempo, alterando la realidad y produciendo una serie de consecuencias que se desarrollarán a lo largo de toda la serie. Todo ello acompañado por su compañero de piso, una chica llamada Kurisu y otras tantas féminas. No está doblada, se tiene que ver en V.O.S.E. y recomiendo sacar conclusiones tras el segundo episodio.

Watamote. Episodios: 12

Tomoko es una estudiante de instituto que quiere ser popular y aceptada pero sufre de una fobia social que le impide relacionarse correctamente con los demás. Durante la serie la observamos en sus infructuosos métodos por conseguirlo, riéndonos a ratos y compadeciéndonos a otros, sufriendo una esencia tragicómica similar a Bojack Horseman para terminar chafados preguntándonos cómo puede ser la vida tan dura.

Watamote es una serie que merece su puesto porque apenas he visto animes con un componente de crítica social, que ponga de manifiesto un problema así, de forma tan directa y real, sobre algo tan recurrente para la propia gente que consume anime, que es la que a menudo adolece de esto. Además, no es un problema que Tomoko resuelva durante la serie y da a entender que no hay remedios mágicos para ello y que es algo que hay que aprender poco a poco a superar o que incluso puede persistir de por vida. La recomiendo por ser capaz de producir unos sentimientos únicos a cualquiera con algo de empatía o que pueda sentirse fuertemente identificado como fue mi caso. Disponible en V.O.S.E.

Full Metal Alchemist Brotherhood. Episodios: 64

Si hay algo a lo que tenga especial tirria en el anime son esos interminables shonen. Aunque sea el más largo con diferencia de esta lista, para el género que pertenece se puede considerar de los más cortos, ya que va directo al grano sin relleno de ningún tipo.

En un mundo donde la alquimia existe, los hermanos Elric tratan de traer a su fallecida madre de vuelta de entre los muertos usando un ritual prohibido. El intento les sale mal y quedan gravemente perjudicados por ello... pero no desisten y emprenden un viaje para dominar tales artes y poner fin a sus problemas, viéndose implicados en otros eventos de mayor magnitud.

FMA es meritoria por contar con un increíble plantel de personajes bien construidos y con trasfondo, un sabio metraje a la hora de crear subtramas y por saber tocar apropiadamente temas como la familia, tan olvidada en este tipo de series, bajo la palabra "orfandad". La alquimia de este universo juega con una serie de reglas y vetos que hacen los enfrentamientos un tema de inteligencia y estrategia. No todo el mundo traga los shonen pero si hay que poner corona a alguno, para mí este es el rey. Recomendadísima para quienes les guste las series del palo. Nos engancha y hace que los capítulos vuelen de diez en diez. Muy a mi pesar, está en V.O.S.E. y me parece raro debido a lo tremendamente popular que ha sido y es.

Psycho-Pass. Episodios: 22
Nos sitúa en un hipotético futuro donde el psique humano parece haberse desentrañado y codificado. De esta forma, el coeficiente criminal de las personas se puede medir y determinar si necesita rehabilitación o en el peor de los casos (donde no hay retorno) su ejecución. A través de la piel de la inspectora Akane Tsunemori vemos como actúan las fuerzas de seguridad a espaldas de la sociedad y nos hace reflexionar sobre la funcionalidad, la ética y la moralidad del sistema. ¿Cómo puede fallar el sistema? ¿Puede un criminal tener mejor corazón y principios que un hombre que no se ha manchado las manos?

Psycho-Pass nos sumerge en una ciudad con un gran dogma, una buena banda sonora y mucho material psicológico y filosófico. Aunque no cierre la temporada como debería (dando pie a otra bastante peor y que ni siquiera está doblada) solo por la idea y su desarrollo ya acumula méritos más que de sobra para tener su posición aquí.

Gantz. Episodios: 26

Hay que reconocer que a mucha gente le gusta el anime sin ningún filtro en cuanto a sexo, violencia y cosas raras. Quizás la mejor serie que he encontrado hasta ahora y con una trama que la sustente detrás (importantísimo) es Gantz. Sé que el nivel de la serie respecto al manga es comparar a Dios con un gitano pero la serie se vale por sí misma como para ofrecer una experiencia de sobresaliente.

La historia nos sitúa en la vida de Kei Kurono, un estudiante que se ve envuelto en un accidente y desde ese momento es rescatado para participar en una especie de dantesco juego basado en misiones donde está en riesgo su vida y la de sus compañeros. La serie tiene un final abrupto y cerrado que nos deja con ganas de más y es el pretexto perfecto para pegar el salto al mundo del manga. No es desde luego el anime más raro, más violento o más sexual, pero por un balance personal y la calidad de su premisa, lo pongo por delante de todos ellos.


¿Y tú? ¿Consideras que hay alguna serie que merece o no su posición en la lista? Déjalo en los comentarios para compartir y dar a conocer tus favoritas. Si te gustó puedo hacer una segunda parte con otras diez. ¡Nos vemos el mes que viene!









"Bokuno Pico ajjajaajjj xdxd"



Por: Orgem

35 sandeces:

Javi Mínguez dijo...

inb4: Sé que falta Death Note. Ya la editaré e incluiré más tarde, que se me fue por completo.

Lord Angelu dijo...

Afro Samurai/Samurai Champloo, my dude.

Javi Mínguez dijo...

@Lord Angelu Muy buenas. Esas van directas al top 20 y ya diré por qué.

El padrino del anime dijo...

Buena selección de series. Ghost in the shell SAC la veía con mi hermano, y sin duda el episodio que más nos gustaba era el del Tachikoma gigante. Con respecto a las otras, Cowboy Bepop la tengo pendiente, y la de Watamote la has puesto tan bien que me han entrado ganas de verla. Lo malo es que tengo una lista de series por ver que es más grande que el Everest...
Ah, y concuerdo contigo en lo de Full metal alchemist, para mí también es el shonen predilecto. Y eso que solo me he leído el manga (aunque bueno, Brotherhood es más fiel al cómic, así que...) pero es de esos que se te quedan en la memoria de lo bueno que es.
Otras series de anime que yo hubiera puesto serían Madoka Magica (es corta, pero brutal, está publicada en España), Gunbuster (seis episodios, jodidamente ÉPICA, y encima de mi director predilecto, Hideaki Anno) Giant Robo The day the earth stood still (mi segunda serie favorita, fíjate si me gustó que la tengo en DVD... en versión francesa, puesto que en España nunca se ha publicado que yo sepa) y cómo no, Gurren Lagann (sí, es la que todo el mundo recomienda y tal, pero joder, es que me FLIPÓ cuando la vi, es más, creo que me curó de una depresión; mi anime número uno)
Oh, y cómo no, BOBOBO (en doblaje castellano, que gana más)
Otras que recomiendo (aunque de manera más opcional) serían Nichijou (la tengo pendiente pero es ver sus mejores momentos en youtube y ya enamora) Diebuster (la continuación de Gunbuster) y Captain Earth (está me gustó bastante aunque en algunos foros no la tienen en muy alta estima, para gustos los colores) También Plastic nee san (es estúpida y absurda, tiene cosas de fanservice y moe, como dicen los jóvenes, pero joder, es que está en youtube y siempre me saca unas risas) Y luego ya Evangelion. Esta sé que no es del agrado de estos lares, pero no estaría del todo mal echarle una ojeada. A mí de chaval me dejó bastante impresionado, aún más las películas.
Y sé que con esto me desvío del tema, pero en cuanto a mangas hay uno que recomiendo encarecidamente cuyo anime no me pareció gran cosa: Black Bullet. Está publicado en España por Ivrea y son cuatro tomos. La verdad es que me enamoró del todo. Pero bueno, esto lo recomiendo de manera más libre.

Alvi dijo...

De esas yo quitaría:
-Watamote. Una serie en la que no pasa absolutamente nada. -y la protagonista era mucho más molesta que otra cosa.
-Gantz. Después de la 3ª misión se nota que improvisaron un final sobre la marcha, dado que el manga todavía estaba sin terminar. Además Kishimoto era una tipa idiota e insoportable.

Mr. Angelu dijo...

@Alvi No entiendo esa manía que le tiene la gente a Watamote. Sí, no pasa nada espectacular ni revelador, pero enfoca un problema muy real, tanto en Japón como fuera, y cumple bastante en intentar concienciar sobre "el bicho raro", esa persona que quizás no se relaciona porque tiene un problema, y a la que todo el mundo mira como si simplemente fuera estúpida o rara(y generalmente desprecia/maltrata); como si simplemente fuera una persona perturbada de la que es necesario alejarse. Además muestra muy bien el infierno personal que es ser esa persona. Pese a sus coñas y situaciones, esto no es un anime de comedia, sino de concienciación. No sé si al haberlo vivido en mis carnes me identifico más con el personaje de Kuroki, pero a mí me parece cojonudo, tanto lo que cuenta como la manera de contarlo.

Cuando ves Watamote, sí estás viendo pasar cosas. Más concretamente estás siendo testigo del conflicto que sufre una persona cerrada, antisocial y probablemente depresiva (o lo que es lo mismo, un hikikkomori), al intentar con todo su esfuerzo salir de esa situación de soledad y apatía, chocando con la incapacidad de lograr relacionarse debido a sus problemas psicológicos que ha desarrollado durante años de aislamiento social. Insisto, o la gente no tiene la más mínima empatía, o no sabe lo que es vivir esta situación o yo no sé, pero hay un hate colectivo, en mi opinión, inmerecido hacia este anime (y manga) que no comprendo.

Alvi dijo...

@Mr. Angelu Pues fíjate que yo también soy un antisocial y aun así me pareció que Tomoko era estúpida y tenía una falta alarmante de sentido común. La chica me pareció simple y llanamente una caricatura y sus exageraciones en lugar de risa o cariño daban vergüenza ajena. Estás viendo a una versión moe de Chris chan pero igual de repulsiva.

Sobre lo de que no pasa nada... es que incluso para ser un slice of life no pasa nada. Podrías ver los capítulos sin orden cronológico y daría igual. Llega un punto en el que te preguntas por qué la estás viendo si ya sabes que no va a cambiar.

Una pena porque el opening era chulo.

Mr. Angelu dijo...

@Alvi Es que de eso va la movida, de que una vez entras en ese estado es casi imposible salir. La mayoría de los hikikkomoris que llegan a esos niveles de aislamiento, hasta el punto de olvidar cómo relacionarse de forma normal o coherente con una persona, cuando alcanzan ese momento en el que encuentran prácticamente imposible relacionarse (sí, desde fuera puede parecer falta de sentido común, pero esa persona tiene tan nula idea sobre cómo relacionarse que en su cabeza, tratando de encontrar una salida, lo ve lo más lógico del mundo), cuando no se es lo suficientemente fuerte y constante como para lograr salir de la debacle (cosa que lleva mucho, pero que mucho tiempo y esfuerzo, y nunca estás a salvo de recaer), pueden pasar dos cosas. Primero, que se rindan y encuentren más cómodo seguir en su soledad, encerrándose en su habitación para disfrutar de su elusivo particular de la realidad (en el caso de Tomoko, el anime, eroges y demás), ya que intentar frustradamente encontrar un cambio y que éste nunca llegue puede parecerles una pérdida de tiempo (insisto, por ilógico que suene, cuando una persona tiene problemas/está desequilibrada por algún motivo, sea depresión o años y años de no socializar con nadie, esto le parece una opción) o, tristemente, y como suele pasar en el país nipón, optan por el suicidio como única salida de esta situación. Te da esa sensación de que no pasa nada porque eso es precisamente lo que pretende el anime, que pese a todos los esfuerzos, constancia y ganas de la protagonista de cambiar de vida, no siempre tiene por qué salirse con la suya. Que la vida no es precisamente un cuento de hadas en el que sólo por creer y tener ilusión consigues lo que quieras. Que requiere algo más que pajas mentales e ilusión cambiar el chip, porque cuando tienes un problema psicológico de ese calibre necesitas ayuda y apoyo, así como cambiar el chip y poner de tu parte, claro, para salir de la espiral. Pero, si en lugar de eso, te empeñas en intentar cambiar mediante fantasías sacadas de tus caricaturas favoritas en lugar de tener un punto de vista realista, y para colmo la gente, como el propio hermano de Tomoko, no te apoya ni intenta ayudar lo más mínimo sino que, por el contrario, apartan la vista, no vas a llegar a ninguna parte. El anime no pretende que sientas cariño por Tomoko, sino lástima. Busca que comprendas por qué esa gente que consideras repulsiva (gracias por sacar el tema de Chris chan, ahora vamos con eso) es como es, y en lugar de verlos como bichos raros intentes ayudarles o, como mínimo, comprender por lo que están pasando.

Tomoko está caricaturizada, sí, no deja de ser un esperpento exagerado para hacer más fácil e identificable ese perfil al público. Al fin y al cabo esto es un anime de crítica, y como tal exageran las cosas para hacer más obvio el problema. El personaje está tan desesperado por la falta de contacto humano que casi roza la locura, razón por la cual se escuda detrás de un mundo ficticio que nunca la dejará de lado.

Respecto a lo de Chris chan, me parece el ejemplo perfecto de dos cosas. Primero, sirve como ejemplo de lo que sería una persona con problemas mentales bastante extremos en la vida real. Segundo, muestra lo cruel que puede ser la sociedad, y más concretamente internet, al burlarse, criticar y sentir asco por una persona con problemas y, en este caso, claramente autista. Si este muchacho hubiera tenido a alguien que le hubiera ayudado e impedido hacer el ridículo en internet, no tendría una legión de psicópatas detrás tratándole como un mono de feria y tirándole cacahuetes para que haga un rato el payaso. No sé a ti, pero a mí Chris chan me da pena a muchos niveles, sobre todo por el entorno que le rodea.

Ya para finalizar, precisamente el opening es lo único que no me gusta. No pega ni con cola con el anime en sí, y como canción pseh.

Mr. Angelu dijo...

@Alvi Por cierto, quería decir asocial, no antisocial, que me he colado. Pero vamos, si básicamente me estás diciendo que eres un sociópata, entonces ahora entiendo por qué no empatizas con Tomoko, este anime te parece basura y Chris chan te da asco, lo que sólo confirma mi teoría.

Alvi dijo...

@Mr. Angelu Asocial sería entonces la palabra correcta.

Y fanboysmos los mínimos, por favor.

Javi Mínguez dijo...

@Mr. Angelu
@Alvi

Watamote es una serie para ver con algo más que con los ojos y sé que eso no puede hacerlo cualquiera. Por eso subrayo que la recomiendo a gente con cierto nivel de empatía o que se sienta identificado con ella. No basta con ver lo que Tomoko hace. Hay que ver lo que Tomoko persigue, desea o teme. Esas cosas se perciben y si no se perciben se pierde el mensaje, dando una serie en la que efectivamente no pasa nada y solo queda una tipa repulsiva que no entendemos.

Respecto a Gantz soy consciente de que no está al mismo nivel que el resto pero quería reflejar ese lado violento, sexual y bizarro del anime que le faltaba a mi lista. Gantz es perfecto por ser explícito con ejecuciones, mostrar más carne que a lo que acostumbra el ecchi y tener sucesos raros de pelotas. La historia flojea pero al fin y al cabo ningún anime de estas características se ha preocupado por una trama igual o mejor y desde luego me gustaría descubrir uno de haberlo.

Me parece importante que tenga esos tres elementos en conjunto porque si la cosa va de romper tabúes y va a fallar en la narrativa, cuantos más tabúes rompa mejor. Por eso no he puesto a muchos otros como FLCL, Hellsing, Paranoia Agent, Afro Samurai o cualquier hentai donde Gantz está.

Me alegra que las demás demás no te parezcan tan malos picks, a veces es difícil dar en la tecla con la cantidad de series que existen, sobre todo por alguien como yo que no se considera siquiera otaco.

Javi Mínguez dijo...

@El padrino del anime No conozco un buen puñado de esas series pero les daré una oportunidad a ver si cumplen con lo prometido.

Lord Angelu dijo...

No disimules que te has quedado sin argumentos con un "ahora me enfado y no respiro", por favor.

Agmuvox dijo...

Full metal alchemist sí ha sido doblada, me suena verla alguna vez en cuatro de cuando echaban anime ¿Quizas fue la primera serie? Puede ser, yo prefiero la primera aunque no sea tan fiel a la original. Muy buena selección, algunos me chirría un poco porque considero que de calidad como tal no tienen tanto aunque sean muy disfrutables, pero eso ya es personal.

Anónimo dijo...

soso

Javi Mínguez dijo...

@Agmuvox Full Metal Alchemist sí pero Full Metal Alchemist Brotherhood no. A mi me gustaron ambas. El personaje de Avaricia y la escena de Hughes me gustaron más en la original pero por toda la fumada final de la Alemania nazi prefiero Brotherhood.

El padrino del anime dijo...

Oh, mierda. Se me olvidó mencionar FLCL. Qué risas.
También otro anime que me gustó fue Gundam Unicorn, sobre todo por la banda sonora.
Mazinkaiser no me pareció mala, pero tampoco me encantó. Era alucinante ver a Mazinkaiser dándose de leshes, pero no sé, no me atrapó tanto.

Enrico Pucci dijo...

Hombre, despreciar los Stands me parece un poco injusto cuando fueron (y aún son) una innovación de todos esos shonens con energía mística (dígase Shí, Cosmos, energía espiritual, etc) que además potencio las estrategias y la diversidad de los combates. Obviamente las demás partes no llegaron a ser tan épicas como las dos primeras por alargarse más de la cuenta, pero fueron mucho más entretenidas y dieron momentos memorables que espero logren ser animados.

Skullvic dijo...

Vale, no se si fui solo yo pero, en su día, la animación de Soul Eater y Gurren Laggan me parecieron de infarto cerebral por éxtasis. Y luego hay algo de lo que creo que no habéis tocado pero es igual de importante: la animación de los openings y los endings, porque hay series con comienzos y acabados que sobrepasan todas las barreras de lo imaginable, pero luego son animacionalmente hablando, pura birria.
Y pasa bastante a menudo. JUAS.

Paz hermanos.

Arkanfunkel dijo...

¿Y Bobobo? T_T

Javi Mínguez dijo...

@Enrico Pucci Es que es una innovación mal hecha. A raíz del stand, ya no hay fortalecimiento del personaje con entrenamiento y esfuerzo. A partir de la segunda temporada eso desaparece pero por completo. No desprecio lo siguiente por el mero hecho de ser stands si no por un cúmulo de cosas asociadas a ellos que repercute en la serie para mal.

El hamón tiene usos y técnicas con límites razonables pero lo del stand ya es absurdo. ¿Controlar el clima? ¿Viajar entre dimensiones? ¿Manipular el tiempo? ¡Venga ya! Parecen poderes hechos por un niño de preescolar. Eso se carga todas las bases y lógica del hamón. Sobre todo con lo de que ya tome conciencia propia y pueda hablar. Eso ya va de superpoderes se mire como se mire.

Podrías justificarlo diciendo algo como que eso es lo que mola porque Jojo es super loco y lo que mola es lo ridículo que es todo... pero es que Jojo sabía cuando ponerse ridículo. A partir de los stands la serie no sabe tomarse en serio a si misma y cuando lo hace, con esos poderes tan chorras, no lo consigue. Pasa de ser algo tipo Dragon Ball a algo tipo La ley de Ueki. Y si te gusta la ley de Ueki fenomenal pero me parece muy justo trazar una línea entre ambas temporadas.

Luego la detesto por cosas más personales como que la serie va a cargarse el personaje de Joseph con fuerza en pos de que no eclipse al protagonista edgy de turno y que desde SC Jojo sea el anime de los memes de ora ora y muda muda de mierda, los jojotards y el fanboyismo extremo con algo que a mi juicio ni está al nivel de lo anterior, ni merece semejante bombo.

@Arkanfunkel Buff... Bobobo tiene un sentido del humor peculiar. Incluso si hace llorar de risa son setenta y seis capitulazos y preferí poner otras más cortas.

жжжAC3жжж dijo...

Bueno, el jamón estaba destinado a desaparecer en algún punto sino evolucionaba, Araki decidió borrarlo y meter un tipo de poder que a pesar de lo infantil y raro que pueda ser funciona por dos motivos: 1. Sigue la estética de la serie con diseños extraños y habilidades insólitas, es algo nuevo pero se ve como y se siente como Jojo; 2. Precisamente el acabar con los niveles de poder es la mayor novedad de los Stands, cualquier cosa puede ser peligrosa, desde un bebé hasta un árbol, lo que da una sensación de tensión y paranoia que los vampiros y los hombres nunca llegarían a dar (aunque sean villanos memorables). Si fuera la típica serie de "este es un ser de hace 1500 años que casi destruyó a la humanidad y vuelve por venganza" no lograría ser más especial que las de su época, y Araki, buscando ser diferente, hizo que los villanos fueran amenazas "humanas" (Dio es lo menos humano en los Stands, pero ya vimos su origen y de dónde provenía su megalomania, así que se enfatiza más con él que con los pilares men

жжжAC3жжж dijo...

*continuación del comentario cortado* men) adicional a esto, ese desarrollo de poder a través de entrenamiento que le atribuyes exclusivamente las primeras partes, sigue presente de forma sutil en las partes posteriores: la habilidad de Josuke de disparar objetos a distancia, que fue perfeccionando poco a poco, la habilidad de curar de Giorno, el como Jolyne iba mejorando más y más el uso de sus cuerdas, TODO el desarrollo de Jhonny en Steel balls Run. Son muestras de que los poderes iban incrementandose a la medida en que los usuarios iban peleando por sus vidas, algo más entretenido que solo verlos luchar. (Jotaro es la excepción de la regla porque fue planeado como la piedra angular de los Jojo, el más fuerte y el único que podía pelear contra Dio) Sobre Joseph, tienes razón, Araki le metió un poder sólo porque debía tener uno y le da el más nerfeado de todas las sagas, cuando el tipo había salvado a la humanidad hace 50 años, en fin, quizá el autor se había aburrido de él, quizá debía darle brillo a Jotaro, quizá no pudo hacer nada mejor por el Joseph anciano, lo que si es seguro, es que se cago uno de los mejores Jojo's muy rápido. Mi conclusión es que las demás partes son recomendables, y puede que a ti no te llegarán a gustar mucho, pero apuesto que muchos las disfrutarán tanto o más que las anteriores.

Zombie Wolf dijo...

Personalmente solo me gustaron realmente Jojo y Fullmetal alchemist, y está última la considero la serie que más se acerca a la perfección en un anime, ya que no tiene ni un fallo.
Y cowboy bebop, psycho pass y Ghost in the shell son buenas pero tampoco me llegaron.

Las demás meh, watamote es la única que considero mala.

Y bueno paso de hablar de las mejores series a mi parecer porque me da para escribir un libro.
Saludos

Javi Mínguez dijo...

@Skullvic Soul Eater también me fascinó en su día. Es el ejemplo perfecto de como hacer un shonen corto y bueno sin caer en bajones de calidad ni aplazar su fin.

Respecto a hacer tops de openings no sé... me parece una otacada del quince. Va muy en función del gusto de cualquiera, no determina para nada la calidad de la propia serie y si no se hace con las series Live Action (que algunas tienen openings tremendos), ¿Por qué debería hacerse con estas?

@Zombie Wolf Puedes dejar los nombres, si no las conozco me gustaría conocerlas.

He tratado de dejar únicamente un shonen en la lista, aunque algunos hubiesen querido más o su favorito en ella. Esto va más dedicado a gente que no ve anime y quiera darle una oportunidad a cosas que vayan más allá de ese material otacoadolescente de golpes sin nociones de física o un erotismo cobarde.

Alpha Mash dijo...

Hmmmm... si me dan a elegir entre un festival de moe-shit como Kobayashi Maids Dragon o un agujero infernal como Watamote.... prefiero a Kobayashi, al menos entre tanto moe basura no me dan ganas de ahorcar y terminar con el sufrimiento del protagonista.
P.S. Tomoko, tierna por fuera, una diana para dardos por dentro. Sí, no esperen que sienta empatía por algo así.

Zombie Wolf dijo...

Puff son un montón, si buscas recomendaciones, animes buenos desconocidos o mejor anime de un género específico prefiero hacerte un recomendación personalizada, para así darte nombres de series que no conozca y no repetirte nombre

Y bueno te dejo mi myanimelist y así también puedes mirar un poco para donde tira mi opinión (aunque muchas notas no están bien porque muchas series son de cuando abrí la cuenta y estaba demasiado borracha para pensar notas adecuadas)
https://myanimelist.net/profile/zombie_wolf

Mr. Angelu dijo...

@Alpha Mash Pero si ambos son agujeros infernales a su manera...

Zombie Wolf dijo...

Pues Kobayashi quitando el moe estúpido del estudio, me parece una buena serie, dinámicas familiares como esa no se ven mucho. El problema de la serie es la popularidad que tiene por lo que tiene, pero que no te engañen la serie es muy buena cuando no se tuerce.
En general todas las obras de ese mangaka son buenas

Mr. Angelu dijo...

@Zombie Wolf Uff, me tira para atrás muy fuerte ese moé absurdo que se trae. En general el hecho de moetizar cosas (en este caso dragones) me parece una idea estúpida por la que suelo pasar de ciertos animes, pero tendré que echarle un ojo a ver qué tal.

Zombie Wolf dijo...

Si te pones a evitar moe no terminas viendo ningún anime. Pero bueno es lo que está ahora de moda y hay que aguantarse

Mr. Angelu dijo...

@Zombie Wolf Razón por la que me habré visto unos cuatro o cinco animes modernos en los últimos años. Y la mitad por recomendaciones constantes.

Zombie Wolf dijo...

@Mr. Angelu

Yo me arriesgo, si fuera así me hubiera perdido series como Shirobako, es como juzgar un libro por su portada.

Mr. Angelu dijo...

@Zombie Wolf A ver, hay animes y animes. Obviamente si el estilo de dibujo es ese pero no se le da mayor importancia pase, pero si me estás vendiendo una serie cuyo único pretexto es que han cogido un ocelote y demás animales salvajes y los han hecho niñas kawaii, pues me pienso bastante si me renta o no.

Zombie Wolf dijo...

A ver es verdad que Kemono Friends es mucho por el moe, pero mola por el movimiento extraño que ha causado en Japón y por otras cosas que son spoiler.
Pero Kemono Friends al igual que Love Live no es una serie que te recomendaría

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...