Xanobot informa

El E3 está bien, pero no entiendo el coñazo que dáis con ello.

Más microentradas

1/3/17

La decadente historia de Kingdom Hearts; El principio del fin


Lo último que nos dejó Squaresoft antes de inmolarse al unirse a Enix fue el primer videojuego de Kingdom Hearts, y desde entonces la saga ha ido lentamente descendiendo a los infiernos con cada nueva entraga no numérica. Si bien la saga Final Fantasy es popular por sus refritos y sobreexplotación, palidece al lado del crossover de Disney y Square, que es un altar a las malas decisiones y el guión mediocre y laberíntico. La trama se vuelve más complicada e incoherente con cada nueva entrega, y no son pocas. Con tan sólo dos entregas numéricas, la saga ya cuenta con nueve videojuegos y refritos que, lejos de resolver dudas, sólo saben generar más.

Por ello, y porque las últimas decisiones del bueno de Square-Enix, como vender un prólogo de dos horas, con cinemáticas incluídas, a parte, tomando por tontos a sus fans, voy a reseñar toda la saga. Porque no puedo ser el único hasta los cojones de que se rían en nuestra cara utilizando el título de la saga para vendernos cualquier puta mierda con premeditación y alevosía.

Kingdom Hearts

La primera entrega de la saga, porque no voy a seguir el orden de la historia ya que, mira, yo ya me pierdo entre tanta secuela, precuela e intercuela. Kingdom Hearts era un experimento extraño por parte de Squaresoft. Personalmente, no sé cómo una compañía que había comenzado a tener problemas financieros, posteriormente la causa de fusionarse con Enix, se pudo permitir adquirir los derechos de tantos títulos de Disney para un proyecto tan arriesgado. Es decir, ¿un crossover Disney-Final Fantasy? ¿En qué cabeza cabe eso? ¿A quién se le ha ocurrido semejante locura y por qué sigue conservando su puesto de trabajo? Pero, milagrosamente, coló, y fuimos obsequiados con el fanfic raruno más caro del mundo. Y nos encantó. Bueno, tal vez a ti en concreto no, pero eso se debe a que tienes un enorme agujero negro donde debería estar tu alma.

La trama era sencilla (ah... qué tiempos cuando la trama de un Kingdom Hearts era sencilla). Tenemos el concepto de luz (el bien) contra oscuridad (el mal). Manejas a un churumbel, Sora, que quiere ver otros mundos con otros dos churumbeles, Riku y Kairi. Éstos conviven en un lugar mágico llamado Islas del Destino con versiones infantiles de personajes de FF; Selphie, Tidus y Wakka, de Final Fantasy VIII y X respectivamente. Aquí hay una puerta que nadie sabe a dónde conduce y nunca se ha abierto, pero creedme, no será relevante hasta dentro de muuuuchos años. Y no hablo de años internos de la saga, sino años REALES. De pronto los sincorazón, una manifestación física de la maldad de las personas, aparece y arrasa tu miserable poblado. A partir de aquí descubres que eres EL ELEGIDO. Eres el portador de un arma absurda hecha de luz capaz de combatir a estos seres; la Llave Espada. Una llave enorme capaz de abrir y cerrar cualquier cerradura, incluída la de los propios mundos. Riku sucumbe a la oscuridad y se dedica a hacer el capullo mientras poco a poco es poseído por un tal Ansem, Kairi cae en coma y desaparece en el vasto universo Disney, y Sora acaba en Ciudad de Paso, donde conocerá a Donald y Goofy, quienes están buscando al desaparecido Rey Mickey, además de a Squall (rebautizado ahora como León because reasons), Yuffie, Aeris y Cid. A Cloud nos lo reservamos para hacer el Poochie en el Coliseo del Olimpo. Y a Sephirot también, qué coño.

Así comienza nuestra aventura por el espacio sideral a bordo de una cutrérrima nave hecha de lego, protagonista de los peores y más insufribles niveles del juego, los de transición de planeta en planeta. Pero esta mierda tendrá como recompensa revivir tu infancia al visitar célebres mundos Disney como el de Tarzán, Pesadilla antes de navidad o Winnie the Pooh, entre muchos otros, desfaciendo entuertos y cerrando dichos mundos para que los sincorazón no vuelvan. Por su lado, los principales villanos Disney han formado un club illuminati para esparcir la oscuridad por todo el cosmos. Tras aniquilar a todos y cada uno de ellos, terminaremos en Bastión Hueco, para hacerle cara al joputa de Riku por vendido de mierda. Este ha abierto un portal a la oscuridad, y Sora, para intentar cerrarlo y de paso devolverle su corazón a Kairi, se sacrifica clavándose la llave en el pecho. Se transforma en un sincorazón, pero vuelve a recuperar su forma normal gracias al poder del amor, lo que nos llevará a una versión oscura y corrupta de la isla natal de nuestros protas, donde el poseído Riku, ahora con la cara del tal Ansem, está intentando abrir la puerta de Kingdom Hearts, creyendo erróneamente que ésta guarda la oscuridad definitiva. Por desgracia, al abrirla se lleva el zasca de su vida, ya que en un loquísimo giro de guión, Kingdom Hearts es luz, no oscuridad. O eso dicen, porque luego sí que lleva al mundo oscuro, o algo así. El caso es que Sora cierra la puerta con la ayuda de Mickey y Riku, quedando estos dos últimos atrapados al otro lado. Kairi vuelve de entre los muertos, quedando separados ella y Sorra por exigencias del guión. Las Islas del Destino vuelven a su aspecto original, junto con Kairi, y Sora acaba en un prado verde persiguiendo a Pluto, quien lleva una carta del rey, junto a Donald y Goofy. Los personajes de Final Fantasy, por si aún queda alguna duda, no pintan absolutamente nada salvo pasear por ahí y saludar de vez en cuando o, en su defecto, darte de hostias en el despreciable Coliseo del Olimpo.

Aunque tiene sus mindfucks y agujerillos argumentales ¡Pluto estúpido, me obligas a ser malo!, todo está bastante bien atado y tiene cierta coherencia. Sin embargo, ese final abierto es una pequeña condena puesto que conduciría a secuelas. Muchas secuelas.

Pese a tener un apartado gráfico un tanto cutre que deja ver un presupuesto más bien tirando a bajo con una notable ausencia de personajes secundarios en los mundos, que siempre tienden a estar extrañamente vacíos, animaciones ortopédicas y unos modelos, en su mayoría...

feos,

y aún contando con una molesta cámara que hace lo que le da la gana, una precisión horrenda a la hora de manejar al protagonista por los distintos niveles plataformeros, y un guión algo tonto, con muchos momentos bobos que rozan la vergüenza ajena así como un protagonista tan plano que podrías cortar queso con su cara, resulta un videojuego bastante disfrutable. Un homenaje con cariño a nuestro niño interior. Cleon lo explicó bastante mejor en un vídeo.



Mr. Angelu

6 sandeces:

Fénix A. j. dijo...

Ese "resulta un videojuego bastante disfrutable", después de los 2 últimos párrafos (y parte del anterior) echándole resulta cuando menos poco creíble.

Dicho lo cual, creo que soy la única, o una de las pocas personas que aun no ha tocado ningún juego de esta saga.

Mr. Angelu dijo...

@Fénix A. j. Es que ya sabes que soy mu bruto, pero realmente lo vale.

Capitán Grelo dijo...

Pensaba que la gracia de KH era que la trama era una ida de cabeza enrevesada llena de agujeros.

Y a mí no me parece mal que hagan títulos sacapastas, así hacemos tiempo hasta que salga el KH3. Lo que me parece mal son los paquetes de juegos, esos sí me parecen un sacacuartos.

Alvi dijo...

Lo de cómo puedo square conseguir las licencias, creo que por aquellos años las películas de Disney estaban de capa caída (Atlantis, el planeta del tesoro, Titán A.E.) e imagino que decidieron colaborar con Square en ese proyecto raruno. Y, hey, al menos tuvo éxito.

Como curiosidad, las pintas de Sora se deben a que el protagonista de la saga iba a ser el mismísimo Mickey Mouse, pero por razones que ignoro Square decidió crear su propio OC. Eso explica cosas como los pantalones rojos, los zapatones amarillos y sus proporciones tan cartoon en el primer juego.

Skullvic dijo...

Recuerdo el final de la grande y próspera era Playstation (uno) cuando nació la evolución de la misma con este dichoso juego que ME PRODUCÍA URTICARIA SOLO CON VER TANTO DISNEY JUNTO, pero joder, jugándolo me lo pasé como un imbécil realizándose sin parar sesiones continuas de onanismo, me encantó, pero SIGO PENSANDO QUE DISNEY NO PINTABA NADA!

Luego el interludio en GBA me fascinó, el chain of memories es de los mejores títulos pseudoroleros-tradingcarters-pixelart que ha parido padre y por último, años después la secuela, con aquella intro en japones que sigue sonando aún en mi cabeza y donde el final debería haber llegado de forma más o menos magistral y preciosa. Luego ya, apaga y vámonos. Mugre, enredos que te quitan las ganas de seguir intentando enterder la historia y más y más fanservice Disney consiguieron definitivamente castrar mis emociones positivas hacia la saga.

...y ahora dos versiones para ps3 y ps4 para seguir rentabilizando la marca...
...y un juego mierder para móviles...
...y ochocientos mil mangas interrumpidos por editoriales españolas...
...y una tercera parte que me río yo de la espera de 10 años del FFversusXIIIdigooooXV...

¿No lo visteis venir con aquello de Re:Core?¿en serio?¿y con aquella mierda stuffy de DreamDropDistance? pues seguid, seguid consumiendo disney y demostrando que FF sigue llenando vuestra rompa interior de chele y ya veréis hasta donde llega Kingdom Hearts.

Muy buenas tardes, mister.

Mr. Angelu dijo...

@Capitán Grelo Los paquetes de juegos son el mal según se mire. Al menos da la oportunidad de jugar toda la saga en una sola plataforma en lugar de tener que comprarte quince consolas para poder enterarte de todo.

Lo de la trama... uff, molaba en el 2 porque dentro de la locura y el mimdfuck, tenía cierto sentido. Al menos sabías lo que estaba pasando y al terminar te daba una sensación de obra completa muy satisfactoria, pero se les ha ido de las manos completamente.

[Alvi]
Fíjate, eso no lo sabía.

[Skullvic]
Pues yo pienso que justo Disney es lo que le da la gracia. Para un KH sin Disney ya tienes todos los Final Fantasy o, más similar aún, The World Ends With You, que no estoy diciendo que sea malo, todo lo contrario, es una puta pasada, pero KH es KH porque Disney te recuerda que sigues siendo un niño en tu interior.

Pero sí, a excepción del primer juego, todo el contenido de Disney es relleno puro y duro. Esto debería haber terminado en KHII; con cada título sólo hunden más y más la saga. Ya llegaremos a eso cuando avance el maratón...

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...