Xanobot informa

Mucha metáfora y desprecio, pero el muy hipócrita luego hace gameplays del Worms.

Más microentradas

22/12/16

Caprichos ¿culpables?: Crepúsculo


Nota: Antes de nada, que ya os veo que vais a sudar de la reseña, os aviso que lo que voy a comentar van a ser los LIBROS. Porque han pedido en el blog libros... Sí... hay que tener cuidado con lo que deseas...


A ver... ¿No estáis hasta los huevos de Crepúsculo? No, no, no hablo de las pelis, matizo: ¿No estáis hasta los huevos de la gente que se queja de Crepúsculo? Siempre que entro en la blogosfera, en la youtubesfera, o en la podcastfera, escucho a alguien llorando sobre Crepúsculo, echando mierda sobre vampiros que brillan, o citando la frase mundial "Better love than Twilight". ¿No queréis algo diferente? En su día Crepúsculo, tanto en novelas como en las salas de los cines, causó un revuelo de mil pares de narices, así que yo voy a revisar las novelas, e intentaremos sacar algo en claro de todo esto.


Para empezar, tendríamos que decir que, sorprendentemente, las películas son en teoría bastante fieles a los libros.  Casi todas las escenas están representadas en las páginas de Meyer, sin muchas excepciones destacables que pueda recordar, salvo tal vez el final de la cuarta novela, que claro, en la peli había que meter una batallita no vaya a ser que la gente se nos aburra o vete a saber. 

Empero, sí que hay una descomunal diferencia. EL CASTING ES HORRIBLE. Lo siento por las mayúsculas, pero es que es algo que duele bastante cuando casi todos tus actores dan ascopena, tirando al suicidio. Robert Pattinson tiene la misma cara de amuermado para todas las escenas, la familia de vampiros actúa como si estuviese en Beverly Hills, y, lo más importante, Kristen Stewart, la actriz que hace de Bella Swan, la protagonista, no sabe actuar. Es otra que sabes como se siente básicamente porque lo dice el guión, no le mete ni la emoción que se pedía para el puesto, ni clava mucho al personaje que digamos.

Doooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
Porque en su día había mucho odio contra Bella Swan... pero si lees los libros entiendes un poco mejor lo que hace el personaje. Si mal no recuerdo, lo que Meyer nos contaba de ella es que es una tía pálida, tímida, asocial, desgraciada, que se tira todo el rato echando de menos a su familia materna en California porque odia profundamente la casa de su padre. Así se puede entender porque se lanza de brazos a por Edward y tal. Pero para que veáis las sutiles diferencias entre el cine y los libros: en los libros, Bella sospecha desde el minuto 0 que el Edward es un vampiro o un zombie, y se tira semanas buscando información sobre los síntomas para acabar relacionándolos. En la peli… ¡La Kristen lo mete en un día por Google y ala, vampiros! ¡Así, vaya! Concluyendo que la tía es subnormal perdida
A ver, es que seamos sinceros: Crepúsculo es en realidad una historia de príncipes azules. Pues como casi cualquier historia de príncipes azules que abunda por ahí. Solo que a este le han crecido un poco los incisivos y se dedica a dar luces cual gusiluz, eh, nadie es perfecto, macho.

La trama pues, en realidad es la prototípica historieta de amores que antes solía abundar bastante: chico conoce chica, chica conoce chico, chico acosa a chica, aparece un tercer lío, un villano lamentable, se enamoran, el tío no puede morir porque está muerto, fin. Pero de algún modo es una historieta de amores que intenta actualizarse.
Un cuento de hadas cuyo fin no es más que el de procurar que las lectoras (o lectores) se relajen, inquieten un poco, y se diviertan. Mientras a los hombres se nos acusa de que usamos a los superhéroes como fantasías de poder, podríamos decir que Crepúsculo busca una fantasía parecida para tías… y viendo el puto éxito que consiguió, podría decirse que tuvieron éxito. Tal vez demasiado.

Es complicado explicar esto dado que no soy un psicólogo de pacotilla, pero a resumidas cuentas Crepúsculo expone a Edward de tal manera que supere a cualquier príncipe azul. Se utiliza su condición de vampiro inteligentemente para reforzar esa impresión de que el tipo es noble de narices, al mismo tiempo que un poco malote porque así es su naturaleza ¡Iiiiiiiiiiiiiiiiiiiih!
Y por otra parte el Jacob ese. Como no me he visto todas las pelis (tengo la mala costumbre de ver solo lo  que me interesa y me gusta) poco puedo comentar sobre las cómicas e inexistentes camisetas, pero vamos, que no recuerdo yo que en las novelas el tipo anduviese todo el rato descamisado. No, que va. De hecho, yo recuerdo que siemrpe iba en pelota picada. Toda la trama hombres-lobo/vampiros no estalla hasta la cuarta entrega cuando Jacob se imprima de la niña creepy y… ¿Sabéis qué? Esa cosa tampoco la explican muy bien sobre el papel. 
Dooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
Otra cosa sorprendente es la gran atención que reciben los Dráculas de pacotilla de este mundo. En las pelis no sé. Pero Meyer en los libros se tira un buen rato explicando qué diferentes familias reinan, quienes son los gobernantes, cuales son los poderes de todos los vampiros, y qué es lo que buscan de la sociedad humana, es casi desconcertante porque toda esa información luego no se aprovecha en lo más mínimo. Si Meyer hubiese gastado más tiempo en su Drácula de pacotilla para que dejase de ser de pacotilla, tal vez no habrían habido tantas quejas.

La trama por eso es un experimento un poco raro, porque coge elementos de la ciencia ficción y el horror… y los edulcora, o los convierte en algo diferente, extraño, que ni siquiera podemos decir que se quede entre medias. El componente “para tías” te acecha casi desde el primer minuto al punto de que no puedes evitar decir en todo momento “esto es pa tías” para evitar que alguien cuestione tu supuesta hombría por gustarte unos personajes inexistentes que siempre han sido ficticios. Oye, yo no veo a la gente brillar como gusiluces salvo cuando se acerca la Navidad, y aun menos veo a la peña mordiendo el cuello a otras personas y perdiendo la humanidad a menos que entren en Derecho. Así que no veo yo las relaciones, señorías.

¿Que el guión no es muy impresionante? Bueno, la novela tiene el formato best-seller típico: más que hacer una prosa poética, lo que importa es mecanografiar texto que se lea rápido y muy bien, añadiendo muchos giros de argumento que atraigan al lector y lo mantenga interesado en la lectura, o sea, lo normal. Lo que habría que cuestionarse es la cohesión argumental, y las decisiones. 

El hecho de meter vampiros vegetarianos en realidad es en sí un concepto interesante. No es la primera vez que se juega con la idea de un vampiro que no bebe sangre y sus consecuencias, lo que pasa es que Meyer lo lleva al extremo. Luego les añade los puntitos de gusiluz por alguna razón, pero, seamos sinceros ¿Alguien estaba haciendo algo con los vampiros por aquel entonces? Creo recordar que lo último fue la serie de Buffy cazavampiros y una peli horrible de Uwe Boll. Y Blade Trinity. Y por supuesto, todos recordamos lo buenísima que fue Blade Trinity, ¿No?. Y después… pues han aparecido por aquí y por allá… pero hasta que no vea remake de Dracula, pues nada. 

Pero vamos, que ahí tenemos a Angel de Buffy Cazavampiros, que se dedicaba a beber bolsas de sangre, o al mismísimo Blade tomando la de su propio viejo. Más seguramente cuantos ejemplos se os ocurran de vampiros moralmente buenos o ambiguos, ni siquiera con los vampiros vegetarianos de aquí nos acaba de quedar claro que sean buena calaña.

La otra gran polémica es lo inútil que es Bella en toda la trama. Pero en las novelas no te dan otro punto de vista aparte del de la tía. Y aunque hace las mismas chorradas, se explica un poco mejor porque hace tal o cual cosa, no os esperéis un giro tan impresionante como el de las lucecitas gusiluz, pero por lo menos desde la perspeciva de Bella ves a la tía más hipócrita del mundo que encima es consciente de lo hipócrita que es. En cierta forma casi te dan pena Edward y Jacob ¿No os podíais enamorar de mí? Necesito un abrazo
Porque en toda la saga apenas se nos da otro punto de vista aparte del de Bella, y claro, no tenemos nada con lo que extrapolarlo. La nula expresividad de Kristen Stewart en realidad no funciona así en las novelas, porque ahí como te tienes que tragar miles de textos con la tía diciendo cómo se siente, pues acabas sintiendo algo de penilla por ella

Por lo positivo, así a bote pronto se me ocurre que gracias a Crepúsculo mucha MUCHA gente se animó a leer. Ya fuesen críticos o fans, la saga atrajo millones de miradas y aumentó bastante el nivel de atención por la lectura… aunque ahora parece que con las pelis, como que da pereza leerlas y tal. ¡Y mira que las portadas son bonitas, coño!
Jo, tía tengo manooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Se puede decir que Crepúsculo fue un verdadero popular hit para la cultura, dándole vida a un género que estaba a esas alturas medio muerto, y que ha avanzado bastante. Hoy en día, las pelis crepusculeras han evolucionado hacia películas más diferentes, y en teoría más ambiciosas, una nueva etapa que juraría que se inauguró con Bajo la Misma Estrella” y de la que ya hay unos cuantos títulos en nómina, que a mí me dan la sensación de que son reformulaciones baratas de la primera peli. En cambio las pelis fueron una revolución en el sentido de que, no sé… ¿Dividieron libros en más pelis? Hurra ¿Supongo?

Para mí, esto está claro: es un puto híbrido entre las historietas para adolescentes, y lo culturalmente friki… de lo que salió algo que no gustó mucho sobre todo a los del segundo colectivo. Un colectivo que de todos modos es muy susceptible a casi cualquier ser viviente de la Tierra porque a estas alturas no hay nada en esta existencia que no haya sido criticado ya. A estas alturas ya es un poco entre absurdo y divertido ver qué puñetero tema absurdo es el que provoca y suscita las quejas de la semana, así que yo no me los tomaría muy en serio. O sea, que hay peña que hasta se preocupa por las acciones de Nintendo ¿En serio? 

En su día yo leí las novelas un poco entre medio interesado y medio picado por la curiosidad por todo el jaleo montado alrededor de los libros y puedo decir que, como me suele pasar con todos los best-sellers, me enganché y acabé leyéndome categóricamente toda la saga, y las películas no seguí viéndolas a partir de Eclipse porque pude ver que padecían del “Síndrome de Harry Potter” (de lo que os hablaré otro día). El caso, que así como lectura pues si te lo tomabas como divertimento ligerísimo sin pensar lo más mínimo en algunos de los giros argumentales, pues mal no estaba… así que las recomendaría a los que gusten de estos best-sellers, y sepan lo que se les avecina, que tampoco es un producto minoritario precisamente. 
¿Soy yo, o desde Crepúsculo hay más tías frikis?

Sí, en su día yo vi a mucha gente diciendo “Ay, es que están pervirtiendo a nuestras niñas, Edward es un mojabragas, quiero subir las visitas del blog bla bla bla” pero el caso es que hoy en día no quedan ya fans de Crepúsculo, por lo que puedo ver, y esto significa que aquellas niñas que pensábamos que iban a maquillarse para follarse los cadáveres de los cementerios en realidad siempre fueron conscientes de que Crepúsulo es una historia imaginaria que no había que creerse. (Con lo que se demuestra, una vez más, que las tías tienen mejores gustos frikiles que nosotros, y que son mucho más maduras) Lo que nos ha quedado hoy en día es un trauma masculino muy grande con toda esta saga, y muchas quejas repetitivas por Internet de gente que ni siquiera se ha visto las películas y critica con el criterio de un cipote incluso a Stephanie Meyer sin saber siquiera si las novelas son fieles a las pelis o no.

Así que en conclusión: Angel es un soso de mierda Antes de poner a parir algo, replantéate por qué lo haces, piensa adónde quieres llegar, y si la coña no tiene mucha gracia dámela a mí por lo menos haz que sea algo original y nuevo




King Garrac

5 sandeces:

Alpha Mash dijo...

Vamos a ser sinceros... Este es de esos casos en los que te puede importar un culo si el material original del libro es respetado al momento de realizar la película, ya que tanto una como la otra son un desperdicio de papel y metraje.

Es más que obvio que de no ser por la inclusión de criaturas o monstruos (o por lo menos lo que Meyer se formó en su retorcida cabeza), esto hubiese formado parte de cualquier anaquel de noveluchas para cuaretonas (Fabio is God), sin embargo, y aún diciendo algo que ya es bien trillado con respecto a la polémica formada por estas obras ["Denigró la imagen de los vampiros y los hombres lobo"], ella misma deja en duda realmente si alguna vez en su vida ha visto o ha leído algo sobre vampiros o cualquier otro monstruo, porque aún justificando con la "imaginación", que dijese que ella había soñado con ellos una vez y desde ahí comenzó a escribir esto, hace que me pregunté cual mierda será su interpretación de un vampiro.

King Garrac dijo...

@Alpha Mash:
Hombre no hay "esencia de vampiro inviolable" porque anda que no he visto yo pelis y noveluchas en las que los poderes de los vampiros cambiaban cual afiliados a Ciudadanos: que si ahora son débiles a las cruces, que si ahora no, que si en Mundodisco cambiaban con el pdoer de su propia voluntad... es obvio que Meyer sí que leyó o vió cosas relacionadas con hombres lobo y vampiros pero que buscó hacer algo diferente y más "romántico" par su novela. A mí me da igual lo que la señora esta haga con lso vampiros o los hombres lobo porque mis historias de vampiros y hombres lobo siguen ahí, y a no ser que venga a mi casa a quemarlas, no puede hacer nada para arrebatarme esas sensaciones y gustos personales hacia el mundillo. Para más inri ningún escritor parece haberle seguido la ola. Y de alguna forma le sale bien.

Precisamente esta sección existe para evitar esos elitimos de "Yo soy superior a esto" e intentar analizarlo más profundamente después de, claro está, haber probado el propio producto, que es el único requesito que debería existir sobre gustos y críticas.
Los únicos que merecen ser quemados con un lanzallamas son los haters de Rogue One

Alpha Mash dijo...

@King Garrac
No sin antes arrojar por un agujero negro las ultimas 4 películas de Harry Potter... Una cosa es tomarse licencias creativas que no afectan en nada y a veces ayudan, pero otra es que las actuaciones estén al nivel de renombrar las películas a "Harry Tronco y la Orden de los Maniquíes", porque o estaban ya apáticos y cansados de representar el mismo papel por años y el guión fue muy vago.

King Garrac dijo...

@Alpha Mash:
¿Las últimas 4? Yo hasta tiraría las últimas 5... pero eso es parte de las consecuencias del síndrome de Harry Potter. Crepúsculo ya tiene puntos que hay que hacer ejercicio de ignorancia, pero que el responsable del casting sea idiota es indefendible.

Enrico Pucci dijo...

Interesante reflexión, y ciertamente hubo una caza de brujas contra crepusculo en su momento, lo cual llegaba a límites irracionales para un producto que tenía un target específico. De cierta forma Meyer mostró el doble rasero de la cultura friki masculina, piden más respeto por sus obras de ficción dirigidos hacia ellos, pero se encarnizan contra productos que no lo son. Me causa curiosidad ese Sindrome de Harry Potter, esperando reseña.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...