Xanobot informa

Mucha metáfora y desprecio, pero el muy hipócrita luego hace gameplays del Worms.

Más microentradas

29/11/16

Caprichos ¿culpables?: Dragon Ball GT

Bueno, lo habéis leído bien: esto es una sección mensual hecha por moi, el mismito Garrac Garrak Garraq que calza y descalza. Una sección mensual que espero mantener a lo largo de estos meses, pero que no os extrañe tampoco si de repente desaparece o si ya no hay más posts. Que oye, que si veo que recibe 3 visitas en blogger en todo un año, hay que replantearse las cosas.

Así que ¿De qué porras voy a hablar aquí? Pues en principio esto surgió en cuanto me dí cuenta de una cosa: el odiodetodo se ha gastado un huevazo. Ahora hay mil y un blogs, perfiles, y cuentas poniéndolo a parir todo. Hay tantos, ¡millones! de comentarios poniendo a parir cada cosa, que hoy en día es difícil no tener un gusto que alguien odie a muerte. Así que he pensado en esto como una píldora mensual, algo que sacar en positivo de algo, antes de que nos entren ganas de vomitar sangre por todos nuestros poros. Ojo, soy consciente de que siempre está bien criticar,y que no hay que dar nada por hecho, pero había pensado que sería interesante probar a hacer el proceso contrario

Por supuesto, ello no significa que desaparezca el espíritu del blog de ese señor que tan sospechosamente se parece al villano de la última película de Pokémon, no. Obviamente voy a asegurarme de sacar los temas más jodidamente polémicos que haya por Internet, y no siempre el tonito de esta sección va a ser muy serio. Vosotros seréis los que tendréis que considerar cuando con X artículo me estoy tomando las cosas muy en serio o simplemente me estoy partiendo el ojete. Por ejemplo, a lo mejor mañana hago entrada de la sección hablando, yo que sé, de Kim Yong-Um, desde el punto de vista de un norcoreano amenazado a punta de pistola. Cosas así.

Y para estrenar este experimento, hablemos de Dragon Ball GT





Y me viene que ni pintado, oigan. Fue el sucesor de Dragon Ball Z, supuestamente sin Akira Toriyama al cargo, creada por la Toei Animation. El caso es que yo, cuando la ví en su día, sin Internetes de por medio, lo pasé bastante bien, y justo cuando me puse a ver lo que opinaba la gente de Internet del asunto, vi muchísimo odio desenfrenado, calificando esta serie como "lo peor que le ha pasado a Dragon Ball" "Vegeta con bigote" "Fumada" entre otras lindezas. Yo en su día me quedé un poco callado, como avergonzado porque me gustase una serie que a Internet no le gustaba... al menos hasta que ví por ahí que efectivamente había más gente que no pensaba que Dragon Ball GT fuese una mierda, y me quedé comprensiblemente extrañado. Y le dediqué un poco de reflexión al tema.

A lo largo de los años ha habido una serie de críticas que se repiten constantemente, pero yo muchas veces me quedo con la impresión de que la gente la odia un poco "por defecto". Porque hay que odiarla. O por algunas tonterías un poco secundarias. Tanto como pensar si el pene de Mr Popo es más largo que el de Dende, cuestiones absurdas de este tipo que no vale la pena ni responder porque todos sabemos que Dende no tiene pene.

El primero de todos: Akira no corta ni manda. Lo cual a mí me parece una falacia, porque esto significaría que en una gran franquicia solo valdría la pena la etapa original del creador. Así que vamos a tirar a la basura 50 años de cómics ¿Para qué demonios los necesitas, si tienes la etapa de Stan Lee? ¡Es la mejor! ¡Vamos a disfrutar todos viendo a mujeres secuestradas, amordazadas, y haciendo de rehenes! De hecho, ¿Para qué detenernos ahí? ¡Cerremos este blog también! Todos los posts que no sean de Angelu ¡No valen la pena! Y así, así, y así... De esto además ya hablé en Adaptación vs Original, así que no me extenderé más. ¡Leed, maldita sea!

Vegeta con bigote Vegeta es Aznar: Bueno, no se puede negar el hecho: Vegeta es del PP y punto. Es difícil conciliar otra imagen con el príncipe mimado malcriado por dictadores represivos. Desde luego la elección del diseño es un poco... extraña. Pero aluna explicación puede tener, puestos a aferrarnos a clavos ardientes. Aquí la polémica viene porque el príncipe de los dos saiyan dijo en su día que él no se cortaba el pelo ni muerto. Pero claro... Que en más de diez años le puede cambiar a uno la vida, y el señorito ya había completado su fase de vida como personaje con el final de la saga de Buu. No es del todo raro que quiera dejarse bigote para parecerse a su padre, y aunque luego Toei dio marcha atrás, nos dejó uno de los mejores gags de la serie.

Sobre Vegeta, pues aunque aquí pasa a ser el Piccolo de toda la vida, pues tampoco está mal desarrollado, hombre.Nos dejan claro que ha cambiado bastante de una forma totalmente lógica, lo vemos actuando más como un humano. Y la parejita que hacía con Bra estaba bastante bien, lamentablemente a la segunda no se le dió mucha cancha y andaba desaparecida


Super saiyan 4. Dato: los supersaiyan se habían convertido en una mierda pinchada en un palo. Todo ese misticismo que rodeaba a la transformación había desaparecido de la serie largo tiempo ha. Teñirte el pelo de rubio se volvió tan trending topic que en la saga de Buu con tirarte un puto pedo ya te convertías en un supersaiyan de las narices. Y ahí es donde entra la transformación esta, para devolverle un poco de vidilla a la serie, y la cosa funcionó al menos al principio, tanto que no dejan de salir por Internet imágenes emos de Vegeta Super Saiyan 666 con el pelo gris-negro-acartonado. Así que, por muy absurdas que sean las pintas del Super Saiyan 4, no se le puede negar su sentido

¡No aparece Gotenks! La verdad es que, para lo que hace actualmente, más le valía no asomar la nariz. Pero vamos, también es un punto un poco polémico. Yo entiendo que se cargan al personaje para aumentar un poco el drama, y relegarlo en otros personajes más allá del típico Deus Ex Machina. Y yo tampoco le tengo mucho cariño...

Las tramas son absurdas ¡Ah, pero eso es aposta! Las primeras tramas de Gt son pura road movie, con chistes y absurdos personajes que intentaban recuperar los aires de la Dragon Ball clásica, una de las mejores ideas que tuvo Toei por la época. Luego siguieron teniendo un puñado de buenas ideas para los villanos, que en vez de ser la enésima amenaza todopoderosa salida de la nada, la mayoría de las veces aprovechaban el poder de los propios protagonistas para poder tocar los cojones.

¡Yo querer Goku adulto! Pues miren, yo soy buen ciudadano, y me gusta reciclar argumentos: el super saiyan 4. Una buena idea para volver a traer al Goku adulto de toda la vida.

Es muy corta:No es que lo sea, es que se hace muy corta. La primera saga hasta que no aparece Baby no empieza a despegar... y luego ya es todo una carrera sin frenos en la que pasa de todo: Piccolo aparece por ahí, vuelven todos los villanos de Dragon Ball, Freezer y Celula se las ven con Goku, Krilin muere (otra vez),  los dragones malignos... Apenas se toma la serie dos o tres momentos de descanso antes de soltarlo todo en los momentos finales. Y todo en solo 64 episodios...

Perfecta no era, claro. Algunas de las críticas se las ganaron a pulso, pero en general es una serie medio-buena que se deja ver y re-ver. Insisto en que intentar volver al aire clásico de Dragon Ball es una muy buena idea. 

Si hay algo que achacarle a la serie es que no nos diera más cosas nuevas, que a veces no pareciera aclararse sobre a cuál de las dos series de Dragon Ball (Z y sin) rendir pleitesía, y por eso a veces acabamos con la sensación de habernos quedado a mitad del camino. En lo técnico, pues oye, al menos la animación aun no había entrado en el periódo de decadencia absoluta que vivimos ahora con personajes hechos de plástico, y la banda sonora era cojonuda ¡Ven. ven, que te voy a pegar la canción!


 
Los openings entre "Luz, fuego y destrucción" y este o no existen, o son una mierda


El problema de base y que algunos no quieren admitir es que... Dragon Ball Z ya había perdido el rumbo. Bastante.

Para las alturas de las últimas sagas, las bolas de dragón se habían convertido en una navaja multiusos mística y demasiado poderosa (Apuntaos ahí el dragón que fuma, por favor) y los personajes eran ridículamente poderosos. Y es muy difícil contar una historia decente con un personaje al que nada le puede hacer daño salvo dos o tres cosas, o el villano de turno todopoderoso. Por mucho que Goku sea un niño, nos sigue frustrando verlo pasándolas putas con Drag Queens extraespaciales porque ya sabemos que el chaval es capaz de destruir lunas con una sola mano, y por ello nos resulta difícil tragárnoslo.

¿Culpa de Toei, tal vez? No sé, con el paso de los años tampoco he visto que ni el propio Toriyama tenga mejores ideas para tratar el problema. ¡Lo peor es que GT nos dejó una opción! ¡El mundo de 100 años después!

Al final de la serie (se me olvidaba comentar spoilers, por cierto) nos habíamos quedado con un mundo 100 años después la mar de interesante. Con muchos personajes muertos, y nuevas versiones de Vegeta y Goku... pues joder, habría estado guapísimo que Dragon Ball insistiera por esa línea, y nos dejara a los chavales teniendo aventuras, con relevos generacionales de 100 años... más o menos como JoJo, para que os hagáis una idea. Habría sido una bonita forma de revitalizar la franquicia, y ya no tendríamos que sufrir una y otra y otra vez los mismos clichés insufribles que ahora nos atormentan en la vida adulta.

Supongo que eso (de momento) es todo, y así he aprovechado un poco para enseñaros el tema. Ya veremos de que irá el próximo número, ¿Hablaré de las precuelas? . Y también, que ya os digo que no siempre me pondré tan serio, que aquí la finalidad es haceros saltar de rabia y saltaros los ojos a cada párrafo. Que no todo tiene que ser o una mierda, o una obra maestra. ¡Que habría sido entonces de Arrow!



King Garrac




 ¿Lo veis? ¡Separados al nacer!

10 sandeces:

Fénix A. j. dijo...

Bueno, me alegra ver que hay más gente como yo, a la que también le gustó Dragon Ball GT. Que tiene algunas paridas muy paridas por ahí, o varias situaciones que se ven desde kilómetros el cómo van a ser, efectivamente. Pero decir que no me lo pasé bien con la serie, e incluso me llegué a encariñar con algún que otro personaje, sería mentir como una bellaca.

Alvi dijo...

Bueno, la serie no era perfecta. La saga en la que vuelven los villanos del infierno podría haber dado para más, por ejemplo; o también el que todos los personajes no principales se vuelven inútiles (Aunque la verdad, esto es una constante). Tampoco puedo comparar mucho, ya que Dragon Ball original y Z solo las ví a ratos.

Ahora, como puntos que me gustaron:
-Baby es posibemente uno de los villanos más infravalorados de la franquicia. De entrada tenía un objetivo más allá de destruir o conquistar y empezaba como un parásito debilucho en vez de una fuerza imparable. Además de que, técnicamente es el que más cerca estuvo de ganar.
-Mr Satan vuelve a demostrar que es el único personaje heroico que no necesita superpoderes.
-Los enemigos tienen habilidades más únicas.
-El ssj4 me parece más logrado y original que el ssj dios (¿Solo teñirle el pelo de azul? ¿En serio?).
-Las Dragon Ball recuperan protagonismo.

Mr. Angelu dijo...

A ver, pese a que no me gusta Dragon Ball, te tengo que dar la razón en un punto. Todas las entradas que no son mías no merecen la pena.

King Garrac dijo...

@Fenix A.j.: Si es que en el tema de personajes se lo curraron (cuando querían). Puedes acordarte de Uub, de C-18, de (algunos) de los dragones bastardos, de Baby... luego me voy a las nuevas pelis, y ni me acuerdo del nombre del maestro de Bills.

@Mr.Angelu: Y si no nos gustan, diremos que ha sido el Angelu de Pokémon 19!

Skullvic dijo...

Ahora los fans del Gtrismo se reunen en este post!
La experiencia que viví en mi niñez que fue evolucionando fue DBGT, pues Z había terminado bastantes años atrás, y la verdad es que me entusiasmó aún habiendo gozado con las dos series anteriores. La animación un tanto más oscura (todavía dibujada) me suscitó esas dudas de "coño, esto se pone serio" y en sí, aunque la trama fuese un poco lo mismo me encató el carisma de los nuevos personajes y la aventura espacial.

Lo que se vé con mayor frecuencia por internet desde hace años, para masacrar la serie, es el simple argumento de que Toriyama no participó en su desarrollo, y por lo tanto se anula directamente. Ahora muchos que han vivido realmente en sus carnes SUPER han bajado la cabeza y admiten con la boca pequeña que GT no estuvo tan mal, muy despreciable.

La saga del parásito baby (con trasfondo relacionado con los sayajin) la saga del super a17 (mezclando realidades) y definitivamente que las bolas de dragon terrestres acabasen por convertirse en los némesis definitivos, aun siendo un pega-pega incesante, creo que son ideas recicladas muy bien llevadas.

Increible, con mucha fuerza, humor y un final que se te rompe el corazón. Para mi, un sucesor la ostia de digno para esta saga mítica. Super ya es cancer purulento ¿dios super sayajin QUE ACABAN SIENDO VARIOS?¿bolas de dragón y, como no eran suficientemente item bonus, CONTROLAR EL TIEMPO? más goku pero ahora ¿negraco? y luego la polémica del dibujo hecho a prisas y corridas y que hiciesen dos películas que volverían a repetirse como capítulos para patrocinar LA PUTA SERIE!!
no puedo, de verdad que no puedo.

La idea de haber hecho una linea sucesoria con sagas mas cortas con "100 años después" habría sido cojonuda, que duda cabe. Solo nos dieron la gracia de un capítulo suelto, bastante seco, para que se volviese a correr la gente con goku adulto.

Javi Mínguez dijo...

Yo soy de los que piensa que Dragon Ball y Dragon Ball Z son historias buenas, autoconclusivas y para nada cortas, de modo que pedir más de una serie que de por sí tiene cientos de capítulos pues... mejor verla de nuevo y ya. De hecho con DBZ, recomendaría Kai, fiel al manga y sin relleno y quien la disfrute que vea la original que tiene tonelaje de contenido extra.

Recuerdo detalles como que Goku en SSJ1 ya tiene fuerza como para volar la tierra con una Onda Vital y que la transformación en SSJ3 puso en riesgo la integridad del planeta. Irse a niveles más altos de poder ya es absurdo. Y aunque las cosas son como son, lo ideal hubiese sido que una serie que continuase Dragon Ball Z, reflexionase. Que hubiese hecho como la segunda temporada de Jojo, que ya se ha llegado al límite y que si hay algo más fuerte que se pueda vencer con coco e inteligencia y no con el "hay una fase superior a esta y te reviento a tortas". Más fuerte que SSJ3 es no pararse a pensar lo que implica eso.

Lo ideal hubiese sido Dragon Ball por las risas, Dragon Ball Z para la testosterona y en todo caso una continuación que rompa con la idea de que la fuerza lo es todo. Pero en fin... a vista de como es Super, quien no va a querer GT.

Alpha Mash dijo...

Pues mira... si lo comparamos con DBS, obviamente GT es un pan de Dios, pero incluso con el cariño uno no puede ni ignorar en su totalidad la cantidad absurda de errores que se cometieron a lo largo GT. Es el típico "vamos a hacer algo grande, algo épico, algo sin precedentes... Pero por ello se nos va a salir de las manos y de paso nos cagamos sin precedentes en todo lo que se ha trabajado anteriormente".
Pero viendo que DBS no corrigió nada sino que lo empeoró a tal punto de que los errores de Gt no valen casi nada, se le aprecia un poco mejor.

Enrico Pucci dijo...

La verdad,GT no era tan malo. Ciertamente era un cashgrab y un noñería inmensa con eso Goku niño y tratar de volver a la búsqueda de las esferas del dragon, pero era algo DISTINTO a la repetición que la serie Z se había convertido.

Creo que es imposible que TOrimoney llegue a hacer un relevo como hizo Araki con Jojo, su zona de confort es tan pero tan cómoda que casi saca dinero por cagar, y es que ustedes que critican a Fairy Tail deberían hacerle un par de críticas a Dragon Ball Super sólo para mostrar cómo puedes prostituir tu propia franquicia.

King Garrac dijo...

Bueno, por partes:

@Alvi: Bueno, a mí también me habría gustado que aprovechasen más a los viejos villanos de Dragon Ball... pero al menos se acordaron de personajes que hasta el propio Akira ha olvidado, y les dieron su momentito. Que luego se quedaron sin prácticamente espacio...

@Skullvic: Pues sí, no lo he comentado, pero el final ya es la leche. Yo creo que casi me eché a llorar en su día, y lo digo muy en serio. Porque por mucho que te pueda impactar un Watchmen de la vida, el desarrollo de cientos de episodios de Dragon Ball no te lo quita nadie, y el final es un broche de oro más que digno.

@Javi Mínguez: Bueno, GT lo intentó... el problema es que en algunas cosas (supersaiyan) se quedaron a medias por miedo de que los propios fans abandonaran la serie, pero eso no significa que no aportase cosas nuevas y buenas intenciones. De hecho, los personajes de Dragon Ball se habían vuelto tan hostiablemente fuertes que los malos de GT lo que hacen es en todo momento aprovechar los errores de los buenos, y utilizar el ingenio.

@Alpha Mash: No he visto mucho de Super, sí las películas. Y lo que he visto no me ha dado muchas ganas de seguir con la serie. Tampoco es que GT hiciese muchas absurdidades que en parte no se puedan explicar, como he intentado exponer. De hecho, a los creadores se les nota el cariño a las dos predecesoras, intentando hacerlas avanzar hacia el futuro, que es el mensaje final que se nos da con el episodio final de los 100 años.

B Shepherd dijo...

Bueno no quiero decir que no la disfrute, en realidad no. Y eso que en esa época solo veía anime que habia en la Tv, así que a pesar de mis cortas opciones, la serie fue una experiencia insulsa y sin mucha novedad que nunca pude terminar de ver completamente.
Que tan trascendente es. Pues con eso de que la Toei hiciera DB super y desconociera por completo su existencia me dice mucho.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...