Xanobot informa

El E3 está bien, pero no entiendo el coñazo que dáis con ello.

Más microentradas

9/10/16

Metal Gear Saga - PARTE 1/3

Hola, ¿Cómo andamos? Resulta que andaba yo ansioso por quitarme el peso de sacar esta entrada y vuestro desinteresado interés ha sido suficiente como para terminar de darle el empujón que necesitaba. Me gustaría hablar de el transcurso y evolución de Metal Gear, desde sus inicios, hasta su final. Tomen asiento, palomitas y música chillout porque será un largo viaje.

Es difícil hablar de Metal Gear sin hablar de Kojima pero haré un esfuerzo por no mezclar la persona con el juego, especialmente cuando tengo mucha bilis que verter sobre el primero y no tanta sobre lo segundo. Tampoco hablaré de Metal Gear Rising por ser radicalmente distinto a los demás juegos pero quizás le dedique una entrada aparte a su debido tiempo. ¡Comenzamos!

Corría el mundo allá por 1986, donde muchos de vosotros aún no habíais nacido y vuestros padres ni estarían casados. La crisis de los videojuegos remitía y los nuevos brotes de una nueva y renovada industria traían la NES para repartir el pescado. En la otra punta del mundo tan perdida del espacio y del tiempo acababa de cancelarse en territorio nipón lo que sería el primer juego de Hideo Kojima, un cinéfilo empedernido y con más proyectos en la cabeza que sobre la mesa. No fue hasta cuatro años después y para los ordenadores domésticos de MSX2 cuando salió a la luz un juego original y distinto a todo lo visto anteriormente. Gracias al apoyo de Konami y con un buen equipo de trabajo a sus espaldas (importante, que los juegos no los hace una persona) el primer juego de Metal Gear acababa de lanzarse al mercado.


La MSX competía cara a cara con la NES en aquella época, salvo con ingleses y americanos donde la NES mandaba y existía cierto rechazo al ordenador personal. ¿Fue una buena decisión sacarlo para ese sistema? Lo fue. Varias sagas como Bomberman, Puyo Puyo y Parodius comenzaron aquí y muchos otros juegos en el catalogo de Nintendo encontraron su lugar aquí. El juego tuvo buena acogida, no como un juego cualquiera pero tampoco como un bombazo sin precedentes. Más adelante saldría una secuela mucho mejor que la primera para la misma plataforma: Metal Gear 2. Este juego sólo salió en Japón pero supuso un bombazo... el primero de toda la saga. Y tras eso y un par de generaciones de consolas después volvería con más fuerza que nunca para Playstation como la tercera entrega, Metal Gear Solid. Un juego que se rescataría del olvido y mejorado a unos niveles que dejaría huella en la mente de quien lo jugase. Prácticamente donde todos conocimos y quisimos la saga de Metal Gear. Aquí. Pero me estoy adelantando demasiado en el tiempo. Vamos a hablar de los juegos que precedieron a Solid antes de continuar. Estos son:


Metal Gear 
Voy a dar por hecho que si estás interesado en los juegos de MSX ya jugaste (o jugarás antes) Metal Gear Solid. Básicamente por ser el punto de inicio de casi todo el mundo y uno de los mejores juegos de la saga, lo que significa que por recomendación, el punto de inicio es Playstation y si Solid no te gustó, estos no son para ti.

Metal Gear utiliza de forma muy simplificada lo que más tarde serían los elementos de próximas entregas. Infiltrarse en en la base enemiga, explorar en una perspectiva cenital el juego sin ser descubierto, llamadas de códec que hacen las veces de guía, tarjetas llave que nos dan acceso a áreas nuevas y jefes muy locos, que requieren algo de coco hasta dar con la tecla que los derrota. Si disfrutaste con todos esos elementos, este los comparte. La jugabilidad es buena y la dificultad apropiada. No ha envejecido mal, vale la pena un intento.


La principal pega que le veo a este juego es que ciertas cosas resultan confusas, por lo que recomiendo un manual antes de comenzar... otra pega es que los mejores momentos fueron reciclados para juegos siguientes y verlos después de jugar los modernos se me hace como si lo reciclado cutremente fuese lo original (la lucha contra el tanque y el Hind, Vulcan Raven es Machine Gun Kid y Fire Trooper es The Fury). Son cosas que hacen perder la identidad de los primeros títulos.

En cuanto a la historia de este juego y su inmediata secuela, ya la conocerás gracias al desarrollo de Metal Gear Solid o porque en el apartado de Briefring ya te la cuentan al dedillo. Eres Snake y eres enviado por el comando de operaciones FOXHOUND para infiltrarte en la base sudafricana Outer Heaven y eliminar Metal Gear, un tanque bípedo nuclear.

Contra todo pronóstico, tu superior y asistente Big Boss es el líder de Outer Heaven y un agente doble y es quien bajo presión del gobierno te envía a tí, un novatillo de tres al cuarto a morir en una misión suicida contra su propia base. Para su desgracia, consigues la victoria y lo que parece ser su muerte.


Metal Gear 2: Solid Snake

Esta vez Snake opera en la base militar de Zanzibar Land, que supone una amenaza con su material nuclear y añade a su ecuación el robo de los datos de OILIX, un microorganismo secreto capaz de sintetizar petróleo. Suena duro. Más adelante es cuando nos damos cuenta de que ¡Big Boss no ha muerto! ¡Estaba de parranda! Eso y construyendo un nuevo y mejorado Metal Gear. Tras un breve y revelador discurso rollo "yo soy tu padre" procedes a chamuscarle la cara donde a todas luces pareces habértelo cargado.

Este juego prepara todo el tinglado previo a Metal Gear Solid. Aparecen personajes clave como Gray Fox y Roy Campbell y tiene curiosos giros de trama. Implementa pequeñas mejoras jugables, mejor banda sonora y diálogos más desarrollados y densos, siendo más de lo mismo pero mejor. Si quieres darle un intento, ten en cuenta que está sólo en japonés pero que existen parches de traducción. ¿Si hubiese salido de japón hubiese sido el éxito que fue allí? No se sabe pero en esta realidad, a nosotros nos sonó el viento.

Son dos juegos intensos donde entran en conflicto los dos personajes que manejamos durante todos los juegos próximos: Big Boss y Solid Snake. Prácticamente nunca los volveremos a ver coincidir así y son y un puente que hila todo lo que viene después. Lo ideal hubiese sido disfrutar estas dos historias juntas con el motor gráfico FOX. Aparentemente, Metal Gear Survive era mejor opción.


Metal Gear Solid
Madre, menudo regreso. Casi no puedo describir cuanto ha mejorado respecto a títulos anteriores. Un juego de diez. Desde un punto de vista técnico, grandes escenarios, breves tiempos de carga, multidisco, un script formidable en tamaño y calidad con voces reales y bien doblado al castellano y mucho esfuerzo y cariño puesto. Desde un punto de vista más general una buena banda sonora, unos personajes con carisma inolvidables con los que se aprenden cosas o nos enseñan lecciones y momentos de tensión, miedo, acción que se graban a fuego (y que muchos de vosotros ya estáis pensando cuales). Este juego junto a Final Fantasy VII fueron las dos tomahawk que Playstation incrustó en el pecho de la malherida Dreamcast. Un juego del que todo cuanto diga queda corto y que cumple con un factor para mí crucial que todo gran juego en el que se puso cariño debe tener: Recompensar la curiosidad con detalles que cualquiera se perdería. ¿Y si hago esto? ¿Y si hago esto otro? ¿Y si le sigo hablando?

El sistema de juego, aunque mejorado a muchos niveles, continua inalterado. Hay pequeñas secciones donde se utiliza la primera persona aunque prevalece la vista cenital de los anteriores, en ocasiones entorpeciendo y haciéndote preguntar que demonios pinta. Como error más característico veo la falta de tacto a la hora de contar los sucesos de juegos anteriores, básicos para saber que son los restos de Big Boss, por qué Snake siente culpa de habérselo cargado y ciertos detalles más. Vale que lo explican por encima durante el juego y que en la sección de Briefing también... pero un simple flashback o resumen de un minuto al principio hubiese hecho el trabajo infinitamente mejor.


Aquí un Snake joven pero retirado de FOXHOUND tras haber tenido que acabar con su padre es coaccionado para realizar una nueva incursión en la base de Shadow Moses. Durante el juego vivirá una aventura donde descubrirá los lazos que lo unían a Big Boss en una trama tejida con medias verdades y un final que nos anima a vivir el presente. Aquí conoceremos a Revolver Ocelot, un enemigo que cobrará mayor relevancia a través de cada nueva entrega.

PARTE 2


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...