Xanobot informa

¡Estamos haciendo algo bueno! ¿En qué nos hemos convertido?

Más microentradas

30/9/16

Miraculous Ladybug


Me niego a escribir el maldito título que tiene en español.

Hay algo que me escama de esta serie. Resulta que de un tiempo a esta parte, Miraculous Ladybug ha acumulado un cierto éxito y ha amasado una buena fanbase de la noche a la mañana, no en vano una gran mayoría de los visitantes a ese cúmulo de hormonas e ineptitud social al que conocemos como Expomanga ha ido disfrazado de la pertinente pareja que son Ladybug y el shota gato altamente gay aquél. Para un servidor, esta fama ha pasado desapercibida entre las de otras series infantiles como Hora de Aventuras, Steven Universe e Historias Corrientes, entre otras, ya que los dibujicos de un tiempo a esta parte están pisando fuerte, sea por su estilo, su humor algo más adulto o tramas y valores lo suficientemente maduros como para ser disfrutables por todos los públicos. Llegados a este punto, me digo "coño, si el río suena, agua debe de llevar", y me dispongo a ver este aborto de 3D en el que todo parece de plastilina para descubrir que lo que suena no es un río, sino una cloaca, y lo que lleva no es agua, es un torrente de pura mierda.

En serio, ¿qué coño le ve la gente a este bodrio? Quiero decir, para tener un fandom equiparable a las series anteriormente mencionadas, me esperaba alguna trama, plot twist, humor, ALGO que llamase la atención, pero no es más que una serie infantil al estilo Totally Spies, con un humor infantil, una trama infantil, una animación muy cuca, eso sí; y un jodido patrón que repite hasta la náusea, que es el de villano nuevo aparece y es derrotado en cada capítulo, todos al servicio de un maloso mayor con el que no se enfrentarán hasta que pasen 500.000.000.000 episodios. ¡Ya sabéis! ¡Ese maldito patrón que siguen series como Martin Mystery, Scooby Doo, Totally Spies Y CUALQUIER PUTA SERIE FLOJA QUE HAYAMOS VISTO EN NUESTRA PUTA VIDA! ¡Ese patrón que aburre al capítulo 10, siendo generosos, pues ya sabes lo que va a pasar y es como comer malditas albóndigas cada día! ¡La primera semana igual pasa, pero a la segunda las odias a muerte!

En fin, ¿de qué va este My Little Pony de saldo? Pues hay una superheroína que es una adolescente normal y, aunque alocada, algo tímida, cuyos poderes son transformarse en Ladybug con la ayuda de un duendecillo ahostiable. En ese modo puede convertir su mochila en distintos gadgets que le servirán en combate ¿pero qué coño le pasa a los franchutes con los gadgets?. La tipa está enamorada del típico teenager guay, que como teenager guay que es, tiene la atención de todo personaje con vagina de la serie. Éste, que pasa como de comer mierda de Ladybug cuando no lleva el disfraz, pero está enamorado de ella cuando lo lleva, a pesar de que es putamente obvio quienes son ambos lleven el traje o no, tiene el poder de convertirse en Catwoman con pene gracias a otro duendecillo maligno.

Mientras tanto hay un villano muy oscuro y muy malo con ojos kawaiis que intenta ser imponente y amenazador, pero al que no te puedes tomar en serio por esos ojitos que tiene de niña moé, que se dedica a atacar a la gente con... mariposas... negras, y seguro que en sus ratos libres se va a VOLAR COMETAS. Estas mariposas poseen a la gente que tiene sentimientos negativos, cual sincorazón, y les dan superpoderes y un traje de villano. Así, nuestro dúo de superhéroes tiene algo que hacer, y se enfrentan a estos seres mientras se tiran más fichas que Twitter en un domingo noche a José Miguel Gaona.

Y ya está. Las razones corroboradas por las que este clon barato de Totally Spies le gusta al populacho son... que el dúo protagonista tiene mucha química entre sí, y... y, bueno, y ya. No hay tramas ni siquiera de fondo que traten de contar nada salvo las típicas de triángulos amorosos de mierda, no hay mensajes ni moralejas, la evolución de los personajes es ínfima, el humor y estética infantiles a rabiar... Vamos, que es una puñetera telenovela en CGI con algunas hostias. Pero... al menos la relación entre los protagonistas llegará a algo, ¿no? UNA POLLA COMO UNA OLLA, esto sigue la típica norma del anime, de "se cuece algo" pero nunca llega a pasar nada, no se profundiza en la relación ni va a ninguna parte. Ni siquiera se moja a nivel argumental intentando mostrar nada nuevo, simplemente... hace lo mismo de siempre.
Shippeo; la principal, y única razón tras el éxito de este repetitivo bodrio.

Creía que, en estos tiempos en los que los dibujos animados para todos los públicos empezaban a jugársela más, la gente los seguiría por algo, pero esto es un caso brony en TODA-JODIDA-REGLA. Vamos, resumiendo, que tenéis el gusto en el culo, qué queréis que os diga. ¡VAYA REVERENDO COÑAZO!



Mr. Angelu

9 sandeces:

Fénix A. j. dijo...

Shippeo, la respuesta es siempre shippeo, de todas las formas, colores y permutaciones posibles y disponibles. Yo no había oído hablar de esta serie hasta ahora, pero tal y como la pones me parece que voy a continuar como si siguiera sin saber que existe.

Por otra parte, ¿seguís aceptando peticiones de reseñas de películas? Porque quería recomendaros una titulada "Payasos asesinos del espacio exterior". Es serie B, pero es de lo mejorcito que he visionado en serie B (no, no es otro Percy Jackson, o un Bolívar el Héroe con actores reales).

Mr. Angelu dijo...

@Fénix A. j. A ver, no está mal... para un niño pequeño. Lo preocupante es que tenga una fanbase adulta.

Siempre estamos abiertos a nuevas experiencias. A ver qué ofrece esa joya de la serie B.

Skullvic dijo...

Cuando vi algo de esta serie por Tumblr, entre imagen e imagen porno, me apeteció ver algo de ella por la animación que mostraba. Bastante fluida, clara y dinámica, pero al ver un capitulo ya me quedé con la copla y coincido en todo lo que usted ha mencionado hoy: Ladybug es la típica serie esteriotipada para preadolescentes, mayoritariamente femeninas, con inquietudes hacia el amorío barato mezclado con misterio y una pequeña dosis de badassismo para que parezca que es algo más. Una fórmula demasiado manida, demasiado aostiable y estupidamente sencilla. Pero claro, justificación al canto, las generaciones avanzan y necesitan MÁS de estas series y que no aburran por su "viejunidad". Manda cojones.

¿Porqué hay tanto cosplayer de este duo? fácil, como la gran mayoría de cosas: es fácil de realizar, es popular y en el fondo es mono. Perfecto para aquellos que ni siquiera han hecho para valorar una serie por su propia cuenta.

Yo en mi época, admito, me enganché a una en la televisión catalana, anime, de esta clase: "Jeanne, ladrona kamikaze". No me arrepiento del todo porque, a pesar de las incongruencias y clichés, habían cosas con sentido y epicidad en ocasiones (y el opening y ending eran preciosos) como que la transformación de la prota TRANSFORMABA DE VERDAD así que la identidad seguía siendo un maldito misterio; los ayudantes que seguían al duo de amor imposible NO DABAN GANAS DE MACHACARLOS EN UNA TURMIX cada dos minutos y cosas de esas en las que caen muchas series de este palo.

Comentar que no soy una mujer madura que ha alcanzado la verdad al mirar cientos de series parecidas, sino que soy un chato con cuarto de siglo que ha ido dando oportunidades para que le sorprendan y que PRÁCTICAMENTE TODO era insalvable en el ambito que tratamos hoy.

Muy buena, mister. Como siempre.

Kusanagi dijo...

Ya me había topado con un par de imágenes de ésta caricatura, pensé que era de alguna película, y ni sabía que tenía una fanbase equivalente a la de otras caricaturas populares...no parece que merezca la pena, me sorprende que haya gente que sólo vea una caricatura por el "Shippeo"...yo seguiré ignorando totalmente su existencia, joja.

Alpha Mash dijo...

En resumidas cuentas: Es un intento muy cutre por querer emular Sailor Moon, pero en versión light.

McFadyen Sara dijo...

Lo único decente que tiene la serie es precisamente la "estética" y la animación. Recuerdo que me llamó bastante la atención, hasta que me dio por ver unos pocos capítulos y me dije... menuda mierda xDD

Personalmente, Historias corrientes, Hora de aventuras, Steven Universe (aunque al principio me gustaba) y otras pocas series actuales me parecen que de infantiles poco y al menos a mi, me son un tremendo coñazo digno de una patada en el estómago constante. No las puedo aguantar, y sinceramente el horario en el que algunas de estas se emiten no me parecen para demasiado niños (por ejemplo tengo una prima de 6 años y como que algunas de esas series no me parecen su público objetivo... luego hay padres que se echan las manos a la cabeza cuando las series son anime, pero con estos bodrios no dicen ni pio los muy hipócritas... que prefiero series infantiles como David el Gnomo, coño).

Oye, que a mi Totally Spies me gustaba xD (aunque por lo menos no habian parejas de ninguna clase, así que no se formaban tramas estúpidas que nunca llegaban a nada). Scooby Doo me gustan las series viejas (que yo la veía por los misterios), porque sinceramente, han hecho una serie más modernilla pero con "tramas" y me aburre muchísimo... luego me pongo a ver capítulos viejos y me encantan :/ No sé (y no se puede decir que me ví todos los capítulos de la serie vieja, porque prácticamente es imposible).

Fox Kids si que emitía buenas series para niños y para todos los públicos :(
Lo que echan ahora en Boing, Clan, Nickelodeon y los canales Disney además de repetitivo es una mierda.

Enrico Pucci dijo...

Si esta serie hubiera salido en los tiempos de Totally Spies, hubiera sido una innovación, pero esta atrapada en una generación que se arriesga cada vez más con una mentalidad poco ambiciosa. Alguien dijo potencial desperdiciado?

Mr. Angelu dijo...

@McFadyen Sara Si en ningún momento he dicho que Totally Spies o Scooby Doo sean malas. Lo que digo es que Ladybug emplea una fórmula obsoleta para unos tiempos en los que la animación es más exigente. Que ya no cuela esa fórmula reciclada que se usaba en dibujos más viejos.

Honestamente, yo creo que series como Steven Universe son para todas las edades, y pueden transmitir moralejas a todos, niños y, aunque parezca difícil, adultos. Obviamente no le pondría ese tipo de dibujos a niños de 0 a 5 años, porque no lo iban a entender e igual les aburren, pero a edades posteriores, sin dudarlo. Y respecto al anime, sólo porque un puñado de ignorantes se empeñe en demonizarlo, no significa que no sea propio para niños y adultos. Hay de todo, desde el dulce hogar de Chi hasta Berserk, simplemente hay que saber qué ponerle a quién. Yo he oído de todo por ver anime, que ya no dibujos de Clan, desde que soy infantil por verlo hasta que era muy violento para ser dibujos animados, y eso no tiene sentido para muchas personas, olvidando cosas americanas como South Park o Padre de Familia. En mi opinión lo que pasa con este mundillo es que, a diferencia de la industria yanqui, falta costumbre. A medida que he insistido en mi casa en ver anime y leer manga, se ha empezado a ver como algo normal, hasta el punto de que el otro día ví La Tumba de las Luciérnagas con mi madre y ambos estábamos llorando como magdalenas sin que nadie criticara por criticar la animación nipona.

Mr. Angelu dijo...

@Skullvic Es que yo creo que la animación es lo primero que le llama la atención a todo el mundo, pero luego... ñeh.

@Kusanagi Según me han contado, lo bueno viene en los últimos 5 capítulos de la temporada. Vamos, que te comes un kilo de mierda para ser premiado con un Ferrero Rocher.

@Alpha Mash Es una buena definición, sí.

@Enrico Pucci EXACTO. Es un producto que ni se atreve a arriesgarse, ni intenta quedarse en lo seguro y repetir la fórmula clásica sin ambiciones. Está estancado entre medias. Es como que quiere, pero le da miedo.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...