Xanobot informa

¡Estamos haciendo algo bueno! ¿En qué nos hemos convertido?

Más microentradas

7/5/16

La taberna de Ruida: Stardew Valley


Tío, lo del Stardew Valley es una movida muy chunga, tú.

Hostia, pavo. Han hecho un videojuego de Murcia. Tanta polla y tanta vagina por ahí y yo aquí cultivando coliflores virtuales. Pero atiende, que esto tiene truco y su jugo así cuasi néctar, que le digo yo y un amigo del pueblo que tengo. Pues mira, de pueblos va la cosa. O no, o igual es un limbo, porque pasar pasan pocas cosas. Y a las que pasan, se les saludan y les dan los buenos días y te responden por tu nombre porque pasan tan pocas cosas que se conocen entre ellas y tal.

Pues tú empiezas la partida, ¿no? Juego nuevo y esas cosas, ¿no? Te creas tu personaje, una vida sin problemas, sin preocupaciones, en el que tú marcas tu propio ritmo, una vida feliz y risueña porque es de eso de lo que tratan este tipo de juegos, ¿no? Pues ¡TOMA YOYA! ¡TU ABUELO SE HA MUERTO! ¡FELICIPUTASDADES! Que no es coña, colega, que nada más abrir el juego el yayo la palma así tan gratuitamente que te quedas como los conejos cuando les dan las largas. Eso de pequeño, o no, no se sabe muy bien porque como pasan pocas cosas, el juego te explica menos. Y ahí queda eso, apáñatelas o vete a jugar al Dark Souls como el puto casual que eres, cojones. Ojo, ojo, que ahí no queda la cosa, porque luego pasan muchos años y nos hemos metido en una corporativa tope chunga de esas que le lavan el cerebro porque si algo hemos aprendido es que el capitalismo funciona a ratos y es malo. Pero no malo de malo, sino malo de malo. Como el jarabe. O no, yo qué sé.

Ah, ¿estoy divagando? Es que estoy muy ocupado regando MIS PUTAS PETUNIAS.

Total, que te desesperas de estar ahí metido en un cubículo veintisiete horas los ocho días de la semana; cosa que no es normal, porque te acabo de decir números al azar e igual ni te has enterado. Pero divago de nuevo. Creo.

Entonces abres una carta y resulta que tu abuelo te deja sus tierras. Y allá que vamos, en un bus así todo rancio a tope con la cope enfilados para la granja en cuestión. Que poca hostia con la granja, oye. Porque esto está hecho una puta mierda. Piedras tochas por ahí en medio, maleza por doquier, naturaleza variada ordenada de una forma muy poco placentera al ojo del acostumbrado cosmopolita; la hostia.

Pues luego plantas nabos. O yo que sé, el juego está en inglés. Y luego cuando te crecen los nabos los vendes para comprar semillas de nabos. Bueno, o de patatas, joder, cada uno es libre de tener su propia preferencia horticultural. La puta hostia, lo sensible que está la puta gente últimamente. Si algo nos ha demostrado la horticultura es que todos somos iguales. Iguales de pobres, digo. Y de gilipollas.

Por suerte, no todo es plantar cosas, ¿no? Hombre, puedes irte a picar piedras. No, no, en serio, puedes.

Aparte de las actividades que uno se esperaría encontrar en un pueblo que probablemente esté al sur, como pescar o recoger mierda que haya por el suelo, también puedes hacerte amigo de la gente. ¿Cómo te puedes hacer amigo de la gente? No, no, te pregunto yo a ti, porque necesito coca. ¡Menos mal que este es un videojuego realista! El método más fácil es comprar la amistad con regalos. Pero eh, eh, cuidado. Que cada uno tiene sus cosas que les gustan y sus cosas que no. Por tanto, tira a buscar una guía en Internet. “No, no, no, yo voy de guay y no uso guías”, mecagondios, para qué están las guías, coño, para mirarlas, mira la puta guía, cojones.

Pues cuando te haces muy amigo de alguien que esté soltero, puedes casarte con el gastándote 5000 machacantes en un collar de mierda de conchas que te da un señor con barba los días que llueve tras arreglar un puente que hay en la playa que te lleva a otra playa pero más cutre. Todo muy normal, no sé. Pues le das el collar este al notas en cuestión y hala, ya está. Casados. Está guay porque te puedes casar con quien quieras, sea mozalbete o manceba. Ya lo dice el refrán: “Si las putas fueran puertas, esto sería un puto laberinto”.

Podría decirse que PUEDES LLEVARTE A LA GENTE AL HUERTO.

No, no, vale, perdón. Me he pasado. Lo siento. No te vayas. Lo siento.

También hay más cosas, cuidado. Te puedes meter en una cueva a explorar y llevarte todo lo que no esté atado. Y hay monstruos y movidas tochas guapas. Y te peleas y tal, con espadas y pollas, y con tal de meterle cosas al juego, pues que no quede, ¿sabes? Hay muchas mierdas que hacer, te puedes meter en las alcantarillas, te vas a la sauna, te construyes un granero para tener gallinas, te vas de farra al único bar del pueblo, ¡madre mía, el bar! ¡Ese señor sí que tiene que estar nadando en billetes! Citando a Guy de Maupassant: “Moza, tengo tierras”. Y no busques quien es Maupassant QUE ME ENFADO.      

En general casi muero pero he pasado una tarde de ganadería y horticultura muy amena.


PUNTUACIÓN: 7.8 sobre 10, Imagina ser de Murcia, demasiados tomates. 

1 sandeces:

Mr. Angelu dijo...

Caramba carambita carambola, si parece un Rune Factory y todo.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...