Xanobot informa

El E3 está bien, pero no entiendo el coñazo que dáis con ello.

Más microentradas

10/1/16

Cómo jugar a ser Dios


Hola a todos, jóvenes y no tan jóvenes de la world wide web, mi nombre es Profesor Angelu, pero podéis llamarme Profesor. O señor Profesor, como prefirais. Hoy, mi querida clase, vengo a enseñaros las bases para crear vida extraterrestre mediante unos sencillos pasos. Anotadlo todo bien pues el proyecto de fin de curso consistirá en llevar esto a la realidad.  

1: Selecciona un planeta carente de vida. Cualquiera vale, pero ten presente que cada planeta presenta unas condiciones y particularidades propias que lo harán más o menos difícil para el proyecto que tenemos entre manos, así que elige con cabeza. Nosotros utilizaremos Marte en este ejemplo.  

2: Crea una atmósfera en ese planeta. Existen muchas formas de crear una atmósfera en un planeta, pero yo voy a usar mi favorita: bombardear los polos a lo bestia con misiles de hidrógeno. Esto calentará el planeta y deretirrá los polos, creando así agua líquida y liberando las masas de CO2 congeladas, calentando un poco más la atmósfera.

3: Haz la atmósfera respirable. Bombardea el planeta con organismos microscópicos como el fitoplancton o algas, que crearán oxígeno a partir del dióxido del planeta. Probablemente deberías aumentar la presión del planeta mediante importación de gases de otros cuerpos celestes o, sencillamente, extrayéndolos de las rocas.  

4: Aumenta la temperatura. Para ello, puedes hacer esto poniendo en órbita satélites espejo que aumenten la potencia de la luz solar recibida en el mismo.  

5: Crea un campo magnético artificial alrededor del planeta. La opción más viable para esto es crear este artefacto.  

6: Llénalo de vida compleja. Puedes mandar lo que sea. Tomateras, cocoteros, leones, vaques... incluso puedes crear mediante ingeniería genética todas y cada una de las especies de ese planeta, completamente distintas a las de la Tierra. Pero si hasta Dios tuvo que tomarse un día de descanso tras terminar su creación, significa que esto último es una matada. Pero oye, ¿quién te va a reprochar soltar a ese ciervociraptor en un entorno que, literalmente, sin ti no sería más que un vasto e inhóspito desierto desprovisto de vida? En este paso, sería muy fácil plagar el planeta de seres humanos, pero podemos hacer algo más interesante si no nos limitamos a algo tan primitivo como la colonización.  

7: Crea una especie dominante. Selecciona un animal poco inteligente (queda prohibido elegir al homo sapiens). Una vez más, las opciones son ilimitadas, pero dado que cada especie tiene sus cualidades y limitaciones, resultará más fácil trabajar con mamíferos que, por ejemplo, con aves, así que elige con astucia. Yo utilizaré al gato común en este ejemplo. Ahora haremos evolucionar al animalejo. Para ello será necesario extraer un poco de zumo del amor de un felino masculino saludable y fecundar un óvulo de felino femenino incluso más saludable. A continuación alteraremos genéticamente los resultados para que la camada sea más apta para una evoución bípeda. Para ello, introduciremos en el embrión en desarrollo fragmentos de ADN humano mediante ingeniería genética. Especialmente algunos estabilizadores de columna vertebral que hagan para los pequeños gatetes mucho más llamativo e interesante caminar sobre sus cuartos traseros que a cuatro patas. Esto, como sabemos por la evolución del ser humano, permitirá aumentar la capacidad craneal de nuestros michones y eventualmente se convertirán en una civilización inteligente. Para acelerar el proceso, puedes introducir en los embriones la parte de ADN humano responsable del aprendizaje y conocimiento, pero esto es optativo. Tampoco hay que pasarse humanizando a nuestra especie, al fin y al cabo queremos crear felinos inteligentes y civilizados, no engendros enanos con cerebro humano.  
8: SUCCESS! Envía a tus Australofelidae al jardín del edén que has creado con tanto ahínco y observa cómo evolucionan poco a poco de primitivos bípedos salvajes a una imparable plaga industrial. Enhorabuena, acabas de crear un planeta con formas de vida inteligente. Ya estás un paso más cerca de alcanzar la divinidad y un aprobado en esta asignatura.



Profesor Angelu

4 sandeces:

Orgem dijo...

Se te olvidó el paso de comer pollas.

Profesor Angelu dijo...

Lo consideraba tan obvio que no me parecía necesario comentarlo.

Fénix A.J. dijo...



¡Leches, el Profesor Angelu! Creo que la última vez que te vi fue en la 2ª temporada.

Tengo un par de preguntas respecto al proyecto: ¿bombardear los polos con misiles de hidrógeno no provocará un exceso de radiación en el ambiente y las aguas del planeta a terraformar, generando una dificultad extra?

Otra pregunta: ¿puedo meter varias especies inteligentes en el mismo planeta? Es que me gustaría probar a hacer evolucionar lagartos, arañas, mosquitos (por el cachondeo que puede ser eso de tener un tipo de mosquito inteligente) y algún tipo de córvido (los pájaros vienen de los terápodos, así que considero simple el “revertir” la evolución lo suficiente como para volverles a hacer aparecer las garras y manos).

Eso es todo, muchas gracias.

Profesor Angelu dijo...



Sí, he estado de vuelta por el infierno actualizando mi licencia de manipulación y desarrollo de armamento apocalíptico.

Respecto a la primera pregunta, sí, generaría una burrada de radiación, pero este proceso no se puede hacer de la noche a la mañana. Entre un paso y otro deberás esperar un par de miles de años, por lo menos. En lo que se genera la atmósfera tras bombardear los polos pasará el tiempo suficiente para que la radiación desaparezca. Si no toda, la gran mayoría, por lo que de ahí a meter vida probablemente ya no quede mucha más radiación de la que tiene la Tierra.

En cuanto a las especies inteligentes, adelante, por imaginación que no quede, pero si algo nos ha enseñado Gran Hermano es que probablemente se maten entre ellas hasta que sólo quede una. Pero oye, igual tienes suerte y aprenden a convivir.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...