Xanobot informa

Vaya, nuestro Neuro de saldo se ha ofendido porque ha aparecido un Mr. Angelu de saldo.

Más microentradas

7/9/15

¿Por qué odiamos Mägo de Oz?


Mägo de Oz, el, en su época, y no tanto en la misma, tan famoso grupo de folk/celta metal español que pegó el boom del verano con su canción Fiesta Pagana (gracias a la cuál toda Espiña conoce a esta gente, si no de qué), repetida hasta la nausea en chiringuitos, verbenas y conciertuchos de pueblo e ídolos de infancia del tipo que les escribe. Al menos hasta llegar a la preadolescencia, donde descubrí el power metal y, posteriormente, el folk metal, desencadenante de que mandase a la mierda al grupo y género anteriormente citados en pos de la calidad.

 Por todo enteradillo o mínimo entendido de música, Mägo de Oz ocupa un hueco muy especial en su colon, pues siempre tendrá mierda que arrojar sobre los pobres muchachos o, como mínimo, a la mención de dicho grupo, responderá un un "buah, Mägo de Oz..." Pero, ¿nos hemos parado a pensar por qué odiamos tanto a este grupo? ¿Nos hemos puesto alguna vez en el pellejo de este tipejo? ¿Le seguimos el rollo por inercia o realmente sabemos de qué va la cosa? Todo eso y mucho más a la vuelta de la publicidad.

Pongámonos en situación. Una tarde aburrida en la que nuestro héroe (aka: yo) tiene que dibujar, y para concentrarse, abre YouTube y busca algo de musicote. Rápido descubro que mi router se ha puesto en huelga de hambre una vez más y, desesperado, comienzo a rebuscar por las carpetas del ordenador algo mínimamente escuchable. Dado que tengo la fea costumbre de no descargar música o, por lo menos, no almacenarla en otro lugar que no sea el móvil, sólo encuentro los cuatro discos de Dr. Steel y Franz Ferdinand que ya estoy hasta los cojones de escuchar una y otra vez. Por lo tanto, decido seguir sumergiéndome en los oscuros océanos del diógenes digital hasta dar con mi vieja carpeta de música, que data de antes de la creación de la Xanocueva. Antes, incluso, de que llevara el pelo largo. Sí, estamos hablando de la época en la que me gustaba Mägo de Oz. El caso es que allí, de toda la discografía de estos mataos que una vez tuve, sólo encontré un disco, y me dije: "oye, vamos a ponernos nostálgicos y darle una oportunidad, que si en su día fui tan fanboy suyo, tan malos no serán"...  

¡¡Y UNOS COJONES COMO MELONES!!

Recuerdo que en su día les llamaban "los trovadores del siglo XXI". Francamente, si estos gañanes con mallas son los trovadores del siglo XXI, no me cabe la menor duda de por qué se extinguieron. Y es que son malos con avaricia. De todo el disco no pude rescatar más que una canción. De toda su discografía, a lo mejor tienen tres canciones buenas. Que ni siquiere cojonudas. Simplemente perdonables. Y no os creáis, encima, que sus discos son cortos. Ni mucho menos, que tienen tropecientos, a cada cual con más canciones que el anterior, hasta llegar a la sobrada de Gaia; una canción ya de por sí regulera que, de ser corta, se quedaría ahí, sin pena ni gloria, pero no conformándose con eso, toca la infamia al durar ONCE MINUTACOS. Pero almas de cántaro, si ya le cuesta a la gente escucharos, ¿quién va a tener los santos huevazos de tragarse once putos minutos de canción? Pero no nos desviemos del tema. El caso es que reescuchando a mis viejos héroes, derribé con saña yihadista la estatua mental a mis ídolos de juventud, y comencé a ver la vida con otros ojos. Comprendí por qué los puretas, rockeros, punkarras y toda la comunidad de amigos del metal en general le tiene tanto asco a este grupo. Y os lo voy a explicar con una sencilla reseña del disco cuya fórmula es aplicable a todos los demás.

El disco en cuestión se titula Jesús de Chamberí, en lo que, intuyo, intenta ser una imitación barata de Extremoduro y su macarrería característica. Cosa que se comprobará más adelante con canciones como Al Mejandría manda cojones el nombrecito. Así pues, este disco nos narra una parodia de la Biblia porque ZOMOZ LO MAZ HORIJINAL!!1!11!1!1 LA IGDEZIA EZ MADA Y MATA JENTE!!1!1!1!!1!!2!1!1

01 - Génesis: Intro normalera de un minuto que podría haber quedado mucho más épica con una voz más viril o con algo más de reverb. Ya nos va poniendo en situación de la que se avecina.

02 - Jesus de Chamberí: Abriendo la canción con un gritito muy gay a la par que típico de Mägo de Oz, esta canción tocaya del nombre del disco nos habla de la historia del propio Jesús madrileño, quien es una clara alusión al ¿cantante? Al menos esa es la impresión que da, y de ser así, ¡buenos días, señor ego! En cualquier caso, no deja de ser OTRA crítica a la religión de las que está plagada la música de esta gente. A veces con cierto sentido, como en esta ocasión, ya que el disco va de eso, en otras de forma totalmente gratuita al colarla por ahí en canciones que no tienen puto nada que ver con la religión en momentos de "tío, ¿qué pollas decimos aquí?" "No sé, tronco, cágate en la religión que eso nunca queda mal". Y precisamente de eso peca Mägo de Oz, de ser el típico grupo que intenta ir de progre, intelectual y crítico, pero que realmente fracasa al tener sólo dos temas y argumentos. ¿O es que acaso dicen algo a parte de que la religión mata gente y es mala o lo malotes que son cuando intentan ir de graciosillos? Pues eso.    

03 - El ángel caído: Este intento de ¿country? ¿Rockabilly? Música de carretera CON ACORDEONES porque si no no es Mägo de Oz nos habla de la vida del macarra en la carretera y lo que mola ser el masma del parque. También cuela ahí algo de crítica sutil a los que se ríen de ellos y les llaman fracasados o música de mierda camuflado entre toneladas de "sexo, drogas y rock and roll, que somos toh malotes, chavalada". Y, por supuesto, sin venir a cuento de nada, a eso del minuto 1:50 el tipo se viene arriba y SE VUELVE A METER CON LA RELIGIÓN SIN MOTIVO APARENTE. ¡Cabrones, por lo menos disimulad y dedicadle canciones a parte! ¡No me habléis de la santa inquisición por millonésima vez, metiéndomela, encima, con calzador en una canción sobre lo macarras que sois, que no pega ni con cola! ¡Que es como si en la canción Vodka de Korpiklaani, de repente meten a mitad de la misma, sin venir a cuento, una bofetada a Hitler! ¡Todos sabemos que es un cabrón, pero la canción no va de eso y no queda bien, cojona!    

04 - Al-Mejandría: EN SERIO, OS HABRÉIS QUEDADO CALVOS, DESGRACIADOS. Semejante título no sabes si te debería hacer reír o llorar. Es el equivalente a poner un chiste de Arguiñano de título a una superproducción. Salvo porque esto no es una superproducción. No creo que llegue ni a serie b. Una vez más, crítica a la religión, esta vez a la censura de ésta y cómo prohíbe los placeres carnales/terrenales, que son la auténtica salud. Gracias por recalcar una vez más lo obvio y por insinuar que sois unos pichabravas, campeones. Aunque he de admitir que, por lo menos, cuando intentan ir de graciosetes y picarones, son la hostia de descacharrantes. Tal vez, y muy probablemente, nos riamos de ellos y no con ellos, pero las risas están ahí y no te las quita nadie.    

05 - El cuco y la zíngara: Probablemente la mejor canción de este disco precisamente POR SER MUDA. Es que lo cachondo es que si se dedicaran al metal folk instrumental serían buenos. Al menos, mejores de lo que son ahora mismo, porque no me jodas...    

06 - Hasta que tu muerte nos separe: Intentando disimular el gritito gay con otra voz algo más masculina, abre esta canción repitiendo El Método, soy un macarra al que han roto el corazón. Uno de los tres grandes temas de los que Mägo de Oz no sabe salir. En esta ocasión, para dejar claro lo puto macarras que son, tras una ruptura o vete a saber qué, nuestro querido grupo lanza improperios y maldiciones a una pobre zagala como si de unos dolidos y egocéntricos adolescentes tras un desengaño amoroso se trataran, con una letra acorde a su edad mental que, cito, alberga perlas como "tan sólo quiero verte llorar", "en el infierno te he de encontrar", "intentaré pisar tu orgullo tantas veces como pueda hasta que mi odio te parezca aire para respirar" o incluso "tan sólo quiero que tu alma no vuelva a ver la luz del sol y que llores sangre y miedo y que pagues, corazón". Como veis una ruptura totalmente sana y para nada machista que, desde luego, no suena a puto maltratador chiflado. Espero que esa mujer haya sido Satanás, José, porque de lo contrario me temo que quien debería arder en el infierno es usted, caballerete.    

07 - La canción de Pedro: En esta canción nos hablan de Pedro, un vagabundo que mendiga en el Metro y esas cosas. La letra, una vez más, es una dura crítica a la religión que alude a un "Si Dios existe y es tan poderoso, ¿por qué permite que exista gente desgraciada como Pedro sin nada que llevarse a la boca?". Tranquilos, muchachos, yo os resuelvo la duda. "Señor ¿dónde estás?" Dirigiendo la empresa de Coca-Cola. Vendiendo cacharritos con una manzana mordida. Controlando Google. Eso es Dios, y a Dios no le gusta la igualdad económica. Si pensáis que vais a volarle la mente a alguien por afirmar lo evidente, que es la inexistencia de Dios, al menos tal y como nos lo vende la religión católica, podíais hacerlo bien y transmitir un mensaje que no sepa ya todo el mundo. En lugar de rascar la superficie, lo suyo es profundizar. Aportar algo nuevo, impactante o, por lo menos, si vais a repetir lo mismo que todos dicen, hacedlo con picardía y dureza. Sabemos que hay desigualdades en el mundo, sabemos que la iglesia ha matado a gente, se lucra y ha permitido la pedofilia, sabemos que Dios es un engaño. SABEMOS QUE EL PUTO CIELO ES AZUL. Repetir lo mismo una y otra vez no os va a hacer parecer más intelectuales. Al contrario, parece que sólo sabéis una cosa y alardeáis de ello a todas horas. Macho, que aburrís al diablo ya con tanta crítica a la religión.    

08 - Domingo de gramos: HUEHUEHEUHEUHUEUHUHHEUHEUHEUHEUEHUEHUEH DROGAZ Y ALCOJOL OTRA VEZ HUEUHEUHEUHEUEHUEHEUHUEHEUHEUHEUHEUHEU RELIJION CACA HUEHUEHEUHEUEHUEHUEHEUUHEUHEUEHUEHEUHEUHEUEHEUHEUHEUEHEUHEUHEUEHEUHEU.    
09 - Jiga irlandesa: Otra instrumental, bastante buena y pegadiza. Seguid así, muchachos. ESTE es el rollo que debe seguir un grupo de folk que se precie. En serio, dedicaros a esto y dejad de hacer el ganso, os lo agradecerá mucha gente.    

10 - El cantar de la luna oscura: ¡Esto es Mägo de Oz, joder! ¡Cuando alguien escucha un grupo de folk español rollo celta, a los que llaman los trovadores del siglo XXI, lo que espera encontrar es esto, canciones sobre cantos populares, mitología, cuentos, paisajes... COSAS DE PUTO FOLK, no canciones sobre sexo, drogas y rock and roll o 500.000 poniendo a parir la puta religión! ¿Y si en lugar de insultar tanto la religión os dedicáis a hablar más de deidades de la Península tribal o de relatos como este? Porque sois un puto grupo de folk, os lo recuerdo por tercera vez en este párrafo. Para oír a yonkarras cagándose en Dios ya tenemos Extremoduro. Respecto a la canción, si no te gusta el metal español ni el folk, ni te molestes en escucharla. A mí, como amante del género y no asqueado del género en español, no me desagrada para nada. De hecho, me parece de las mejores de todo el disco y, que yo recuerde, de toda la discografía. Esta era de mis favoritas en mi juventud a parte de las cuatro famosas que todos conocemos y de las que, con los años y a base de repetirlas hasta la saciedad, he acabado hastiado.    

11 - Judas: Antes era Jesús, ahora soy Judas. Toco rockabilly de mercadillo y te comento lo rebel que soy. Creo, sinceramente, que esta gente tiene una crisis de los 40 muy chunga. Les perdono tanto improperio a la religión porque este disco va precisamente de eso, pero esto ya es ridículo.  

12 - La última cena: "Bienaventurados los que roban pa´poder comer, y los insumisos y los que luchan contra el poder." - Anärca de Oz.
   
13 - Czardas: Instrumental y cutronga. Supongo que también la pueden cagar sin abrir el pico.

14 - El fin del camino: Sin lugar a dudas la mejor canción, no porque sea buena en sí, sino porque pone un punto final a este puñetero disco. Esta canción lenta que nos habla de la muerte de Jesús de Chamberí y cómo lo que más le duele es perder a la tipa que ama. Esperemos que no fuera a la que ponías a parir hace dos canciones, porque en ese caso eres un poquito bipolar, amigo. En cualquier caso, si vuestra intención era hacer una canción lacrimógena, más suerte la próxima vez.   Disco terminado a parte, ¿veis los fallos en este grupo? Porque os los voy a enumerar. Veréis, Mägo de Oz mejoraría considerablemente si tuviera en cuenta unos cuantos factores:
  • Si vais a ser críticos, menos críticas de niño pequeño y más documentación, por favor. Remarcar lo evidente aburre, y repetirlo cinco veces por disco es patético. Expandid vuestros territorios, joder, que parece que escuchada una canción, escuchadas todas.
  • Aprender a vocalizar ayudaría. De cero a Enrique Bunbury, estáis en un ocho y medio.
  • La música suena bien, lo que tiende a cagarla son las letras. Tratar temas más mitológicos o espirituales, que para eso sois un puto grupo folk, salvaría mucho vuestro trasero.
  • Demasiada gente, en serio, siete guitarristas es abusar.
  • Dejad de intentar ser Extremoduro. No sois macarras, lo siento mucho. Si lo fuerais, no os llamaríais Mägo de Oz ni tocaríais puto folk. Lo que nos lleva a...
  • Intentad focalizar a vuestro público. Los punkarras no os van a escuchar. Os van a escuchar los hippies a los que les gusta el folk. Adecuaos a ese público o dejad de rogar fama tristemente.
Eso ya, dejando a parte preferencias y gustos personales, os sacaría bastante de las listas negras. ¿Por qué creéis si no que a Alestorm, Korpiklaani, Eluveitie o Turisas no les odia tanta gente a excepción del cretino de turno? ¿Por qué creéis que sus fans no les dan la patada llegada una edad? Porque saben adecuarse a su público, saben hacerlo bien, y no tratan de ir de marisabidillos sin tener ni puta idea. Buenas noches.


11 sandeces:

JustChuckAM dijo...

Lol, no esperaba decir esto aquí, pero la verdad siento que este artículo se encierra mucho en un punto que señalaste casi al final: Si vais a ser críticos, menos criticas de niño pequeño y mas documentación. Y lo mismo se puede decir de algunos de los artículos que rondan por aquí, así que de vez en cuando una auto-critica sería bueno XD (aun sabiendo que este blog o página tienes fines cómicos).

JustChuckAM dijo...

Lo único que puedo criticar de la banda es la pésima calidad de audio del 2005-2012, y con eso me refiero a lo in-audible que era el bajo, no solo por el exceso de guitarras, sino porque parece que Peri no se esforzaba mucho. Que el disco tenga una temática oscura no es excusa para que el sonido del bajo pase tan desapercibido, es especial si en los siguientes sigue igual. Lo bueno es que con la llegada de Zeta y otros, al fin se escucha el audio del instrumento.

Mr. Angelu dijo...

También cabe destacar que no tengo ni puta idea de música.

Mr. Angelu dijo...



A ver, vamos por partes:

Primero, las críticas de Mägo de Oz son serias e intentan ser revolucionarias, por lo tanto deberían tener argumentos sólidos y mejores que los que exponen. De ahí mi desaprobación. Si fueran un grupo chorra, de coña (como Extremoduro), no diría ni mú.

Segundo, nosotros somos los primeros en admitir que lo que hacemos es puta mierda y que la mitad de las veces hablamos sin tener ni puta idea (véase The Last of Us, Breaking Bad y derivados), en admitir que nuestras críticas no son fiables, y en insultarnos a la mínima que tenemos oportunidad, admitiendo abiertamente que somos unos cretinos y unos gilipollas. Estoy harto de repetir que el único propósito de este blog es, por lo menos en mi caso, desestresarme del día a día. Soy un quejica y un amargado, y necesito cumplir un cupo de romper cosas (en este caso virtuales) para no matar a nadie.

Tercero, llevam os bastante tiempo con una idea rondándonos la mente, y acabas de liberar al kraken.

Todo esto te lo digo de buenas, no estoy cabreado ni molesto por el comentario, sólo quería desmentir lo de la autocrítica. Sabemos lo que estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo.

P.D: https://www.youtube.com/watch?v=cfSoyjUANpk De cuando intentamos montar una quedada y lo cancelamos por falta de organización, algo muy propio nuestro.

Fénix A.J. dijo...



Mi madre también odia Mago de Öz… pero por otros motivos. Conoció al cantante original del grupo, que por lo que me ha contado era un menda gordo pero que se movía como nadie en el escenario, y que empezaron a dejar de lado y a hacer el vacía o medida que el grupo se iba haciendo famoso, ya que su imagen no era comercial.

A mí particularmente me gusta. No será lo mejor del mercado, pero tampoco está tan mal.

Mr. Angelu dijo...

Eso me recuerda que Txus es un egocéntrico y un soplagaitas de cuidado. Se lo tiene de un creído…
A mí personalmente, tras haber descubierto más géneros, este grupo me parece flojeras. Como cito en la entrada, hay algunas cancionesque son buenas, precisamente cuando se mantienen en la línea de lo que se supone que son, un grupo folk. Por mí, mejorando el audio, quitándole la cansinez de la iglesia por aquí y por allá y metiendo menos macarrería y más magia, incluso quizás con un poco más de caña, me parecería un grupo cojonudo.

Capitán Grelo dijo...

Que es obvio que dios no existe? Wow, no sabía que en este blog teníais las verdades del universo y la metafísica. Creía que la existencia de dios era algo intangible e imposible de saber, de lo que sólo podía teorizarse y crear hipótesis. Y sí, ya sé que el dios que aparece en la biblia no puede existir, ya que muchas partes se contradicen con hechos científicos comprobables, pero… Dejando de lado el que dios tiene muchísimas interpretaciones, os propongo que me digáis qué hay en mi escritorio ahora mismo. Dado la falta de pruebas, sólo podréis lanzar hipótesis al aire, algunas más lógicas o razonadas que otras, pero ninguno podréis decir con absoluta seguridad qué hay en mi escritorio. Imaginaos con dios, con el que no podemos ir a su casa y mirar su escritorio…

Mr. Angelu dijo...

Creía que había dejado bastante claro en la entrada que me refería al concepto cristiano de Dios, que es de lo que habla todo el maldito disco. Dicho lo cual…
“Y sí, ya sé que el dios que aparece en la biblia no puede existir, ya que muchas partes se contradicen con hechos científicos comprobables, pero…”
BOOM.

Capitán Grelo dijo...



Ruego que disculpes mi ignorancia, pero… ¿Por qué has explotado? No lo he acabado de entender.

Y a todo esto, buena entrada. Mago de Oz era un grupo que a mí también me gustaba, aunque lo acabé abandonando con los años, y leer esto me ha parecido hilarante. Me encanta cuando haces críticas destructivas analizando la obra parte por parte (como con Hinako o KtStC) en lugar de criticarla en general, aunque supongo que esas son las entradas que más te cueste hacer. Sigue así.

Mr. Angelu dijo...

No he explotado, es mi sublime forma de expresar que estamos diciendo lo mismo. Por lo demás, gracias por el halago, oye. No te sientas mal, no me había ofendido por el primer comentario, ni nada.

Capitán Grelo dijo...

Saludos cordiales.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...