Xanobot informa

El E3 está bien, pero no entiendo el coñazo que dáis con ello.

Más microentradas

14/7/15

Macrodigireseña 01 - Digimon Adventure

¡Desde que el mundo cambióooo, estamos mucho más unidos! ¡Hoy los digimon he venido a criticaaaar!

Bienvenidos sean, damos y caballeras, a un nostálgico y decadente viaje a través del Mundo Digital. Yo, Mr. Angelu, seré vuestro guía a través de estas inhóspitas tierras de monstruos digitales y consumismo. A lo largo del viaje, aprenderemos varias cosas, desde cómo desatar el poder del corazón para otorgarle un lanzamisiles a una tortuga, hasta descubrir cuáles fueron, son y serán las mejores temporadas de esta serie jamás creadas, y cuáles los pedazos de mierda más pestilentes que puedas encontrar en un retrete público. Sí, eso es, estás por leer una reseña completa de todas y cada una de las temporadas de Digimon en una saga de entradas, así que prepara tu ano tus ojos para una maratón a la vieja usanza frente a una pantalla destroza retinas. Lectores, agarren con fuerza sus tamagotchis de mierda dispositivos digitales, porque allá vamos.


Pongámonos en situación. Eres un criajo ahostiable sin preocupaciones en la vida salvo pedirle a tus padres todos los cachivaches infantiles der demoño que salgan al mercado. Pokémon lo está partiendo fuerte en la tele, y tú no haces más que esperar ansioso la hora de llegar a casa tras recibir collejas como un cabrón en el colegio para ver a esos monstruítos zurrándose mientras un crío asexual trata de capturarlos a todos mediante la milenaria técnica de liberar todo lo que captura. De pronto, un buen día, al llegar la hora de la merienda, cambian el horario de la serie para emitir algo distinto. Algo que parece una copia barata de Pokémon y que al principio te crea desconfianza, pero el opening promete, así que te quedas a observar qué pasa. Y lo que pasa es que el equivalente en anime a una puta rusa (puto si te va más la carne) te hace una felación allí mismo, pues acabas de descubrir un anime tres mil veces mejor que Pokémon en todos los sentidos. ¿Pero es oro todo lo que brilla? Nope, y Digimon Adventure no es perfecta. Revisionando la serie entera he podido encontrar grandes puntos fuertes, pero también algunos puntos flacos. Por eso esta maratón va a tratar cada reseña mediante dos apartados.

Lo mejor

Trama: La trama de Digimon no es la típica trama de serie para niños con monstruítos de colores, sino que intenta ser algo más profundo. En lugar de tratar simplemente de vender figuritas y juguetes como cualquier anime de promoción, Digimon va un paso más allá. Crea personajes más humanos, drama entre ellos, transmite moralejas e incita a la reflexión. Francamente, para ser una serie de "eh, hemos sacado dispositivos digitales al mercado, CÓMPRALOS", es de lo más completa, y dentro de lo que es una serie para niños, compleja. Francamente, antes que Pokémon o Monster Rancher, preferiría ponerle a mi hipotético hijo una buena ronda de Digimon.

Además,  el ritmo que lleva es sencillamente impresionante. Seguramente recuerdes que esta serie era jodidamente larga, pero en realidad tiene sólo 54 capítulos. 54 capítulos en los que pasa absolutamente de todo a una velocidad lo suficientemente rápida como para meter ocho jefazos tochos, infinidad de jefecillos secundarios, momentos de relax, lazos y conflictos entre personajes, coñas... pero lo suficientemente lento como para asimilarlo todo sin ningún problema ni inmolación cerebral. Francamente, la trama y ritmo de Digimon es el ejemplo perfecto sobre cómo hacer bien las cosas si tienes mucho que contar.

Diseños: Digamos que cuando eres pequeño, los diseños de los digimones te molan más que lanzar rayos laser por los pezones. Comparémoslo, por ejemplo, con Pokémon. Mientras unos son animalillos con algún elemento cambiado, en Digimon tenemos monstruos de todo tipo con diseños extravagantes, armamento militar pateaculos, robotizaciones, mechas, a Robocop... Sep, definitivamente era la hostia. ¿Qué puede molar más que un dinosaurio robotizado que dispara misiles por el pecho?

Ambientación: Una de las cosas que más me gusta de Digimon es el ambiente. Es un mundo vasto, contrastado y salvaje plagado de selvas, desiertos, océanos y demás biomas, sin rastro aparente de civilización alguna, pero de pronto te puedes encontrar cosas aleatorias como máquinas expendedoras en mitad de la selva, cabinas telefónicas en una playa, mansiones en medio de la nada... Francamente, da la sensación de poder encontrarte cualquier cosa en cualquier momento, y a su vez, ese estado salvaje transmite el constante sentimiento de estar abandonado a tu suerte en un ambiente hostil en el que sobrevivir por tus propios medios a cualquier depredador que te esté observando es la máxima prioridad. Nadie vendrá a salvarte, esto es la ley de la jungla.

Etemon: Digamos que los malosos de Digimon están hechos, en su mayoría, para dar miedete y ya. Son todos tíos oscuros e intimidantes que hablan con el modulador de voz a tope o monstruos gigantes de aspecto dinosáurico, pero luego está este tío. Un entrañable y simpático patán que sólo quiere cargarse a los niños elegidos por mero aburrimiento. Es divertido, hortera y torpe como él sólo, pero a su vez un BADASS patea culos al que no le tose nadie. Como que Agumon tiene que super digievolucionar para vencerle. ¡Y encima luego vuelve aún más fuerte! Lo único que me dió pena es que, a su regreso como Metaletemon, no durase una mierda y pareciera sólo relleno. Yo le habría dado una minisaga tras los cuatro amos oscuros. En resumidas cuentas, Etemon es el Duffman de Digimon.

Los personajes: Es increíble cómo esta serie, a pesar de tener un plantel de protagonistas tan grande, logra hacer que se complementen tan bien y hacerlos evolucionar tan fluidamente. Todos están muy bien definidos, sus compañeros digimon están astutamente elegidos para hacerles mejorar y evolucionar y, a pesar de que al principio más de uno te resulta cargante, al final aprenderás a cogerle cariño a todos en mayor o menor medida. Por otro lado, al menos uno de los protagonistas te tiene que molar más que comer con las manos. Está pensado para que así sea, y vaya que si funciona. Lo único que no me gusta es lo sumamente marcada que está la línea de protagonismo, siendo los principales Tai y Matt, y dejando a todos los demás en un segundo plano de la hostia.

Eso es, a grandes rasgos, todo lo que me encantó de la primera temporada. Ahora, a por lo malo.

Lo peor

Animación: Algo que no recordaba y de lo que me he dado cuenta tras volver a ver la serie con un par de años más y algo más de capacidad craneal, y es que la animación de Digimon es algo salchichera. A ver, no alcanza los niveles de Hover Champs, pero sí que tiende a recurrir demasiado a apaños cutres como repetir una y otra vez la misma escena en distintos momentos, a veces sin cambiar siquiera el fondo (véase cuando un digimon ataca). Por lo demás, alguna vez se les va la mano y deforman algún dibujo, o algunos movimientos quedan jodidamente ortopédicos, pero de resto es... aceptable. Hasta tiene escenas en auténtico y riguroso 3D del que da SIDA, lo cual, para la época, era de lo más cool posible.

Intelecto de los niños elegidos: Dejemos una cosa bien clara, los niños elegidos son IMBÉCILES. Esto es un hecho. No sólo por la inocencia absoluta de éstos ante trucos de digimons enemigos como Demidevimon "oh, se llama casi igual que un digimon malvado al que nos acabamos de cargar. CREÁMONOS TODO LO QUE DICE SIN CUESTIONARNOS UNA PUTA MIERDA Y CONFIEMOS PLENAMENTE EN ÉL MIENTRAS INTENTA, OBVIAMENTE, ENFRENTARNOS", sino por decisiones y formas de actuar que van teniendo a lo largo de la serie.

¿Les dicen que no se separen, que deben permanecer unidos para vencer a los enemigos chetos que les van a llover? Uno se vuelve emo, otra pacifista, otro hace de pagafantas, y por supuesto, se separan. Pero es que también pasa con gilipolleces, como en un capítulo en el que, en un momento determinado, tienen que cruzar un precipicio, y del techo cuelgan trapecios de circo. Los niños van con tres digimons voladores que en otras ocasiones se han vuelto gigantes y les han ayudado a viajar volando. ¿Se les ocurre digievolucionarlos y cruzar rápido para que el payaso de circo asesino no les pille y les sodomice? Nah, MEJOR USAR LOS PUTOS TRAPECIOS. Suma y sigue, que en 54 capítulos hay tiempo para infinidad de estupideces más.

Diseños de Wargraymon y Metalgarurumon: ¡Menuda mierda de forma suprema! Según vas viendo la serie y vas viendo cómo Agumon pasa de dinosaurio enano a dinosaurio gigante y dinosaurio aún más grande con partes robóticas, piensas "tío, cuando evolucione más va a ser la polla". Te imaginas una especie de dinosaurio mecánico gigante con armas impresionantes, ¿y qué obtienes? Un puto dinosaurio humanoide con cachos de una armadura cutre. Brevo. Y a Garurumon se aplica lo mismo. Tras verle convertirse en un Leomon lobo, piensas que la siguiente forma será un mastodóntico hombre lobo armado hasta los dientes, no el perro de Mega Man en esteroides.

Me gustaría plasmar en este punto, por cierto, lo injusto que me parece que sólo dos digimons alcancen el estado supremo y los demás se queden en la forma perfecta. Es el equivalente a que sólo Agumon y Gabumon puedan digievolucionar y los demás luchen en estado principiante. Además, la forma suprema de algunos de ellos, como Birdramon, me habría gustado muchísimo verla.

Joe en los primeros capítulos: Joe en los primeros capítulos es lo más puto cargante que te puedas echar a la cara. Cada minuto que sale en pantallas te dan ganas de patear la misma al grito de "¡¡MUÉRETE YA, MALDITO LLORICA!!". Es el Nobita de esta serie. Por suerte, a lo largo de la misma va evolucionando su personalidad y deja de dar tanto asco para volverse soportable. Lo suficiente para que, incluso, aprendas a cogerle cariño. Hay gente que se queja de TK, pero joder, TK es un niño, está en su derecho. Joe es el más mayor, que lloriquee tanto o más que TK es penoso.

El doblaje: El doblaje hace puto daño a los oídos. Si no es un digimon que habla como si tuviera una polla en la boca y, por ende, no entiendes una mierda, te aparece otro con una voz tan chillona que hace llorar a tu perro. Y cuando no, abusan del modulador de voz descaradamente. O actúan como el culo... Horrible. Y no me malinterpreten, me encanta el doblaje español. Tanto, que hasta pensé estudiar algún curso de actor de doblaje. Pero Digimon, quitando la nostalgia, está doblado como el puto culo.

Eso ha sido el vago resumen de Digimon Adventure. Por supuesto, no he profundizado demasiado en algunos aspectos ni lo he comentado todo, que aún quedan otras seis series y un porrón de películas, pero a grandes rasgos creo que he captado su esencia y logrado transmitir mi absolutamente infiable opinión. 

 8/10

Pero oye, si queréis nostalgiafaggear más y escuchar una reseña en condiciones con la que estoy muy de acuerdo y que básicamente explica mejor lo que yo estoy tratando de decir con mi habitual lenguaje de y para garrulos, os invito a ver este vídeo:



Mr. Angelu

10 sandeces:

pollitomental-04 dijo...

ajá...tanto tiempo para una copia del video de Linx...espero que se esmere mas en 02.Aunque le felicito por la iniciativa, Pollitomental lo aprueba. Por cierto, la ultraevolución de Garudamon (evolución de Birdramon) es Phoenixmon, por si quiere verla.

Mr. Angelu dijo...

@pollitomental-04 Eh, eh, eh. La entrada lleva escrita desde antes de que descubriera el vídeo de Lynx. El 83% de la misma no es plagio, es una alegre coincidencia. El otro porcentaje... ¡Mira, bacon!

L6944 dijo...

Bastante de acuerdo, sobre todo en la primera parte, personalmente a mi si me gustaron las evoluciones finales Wargraymon y Metalgarurumon y todavía me siguen gustando, aunque nunca he sido muy fan de Digimon, no sé quizás por el aspecto místico del primero y que el otro sea un robot, aunque de por sí a veces la forma evolucionada no tiene nada que ver la pre-evolución en Digimon, en este caso me pareció correcto, ya que el hombre lobo furry no me gustó, pero si te doy la razón que los otros personajes quedan un poco de lado, ni idea de la animación ya que la vi hace tiempo, pero no me sorprendería si viera cutre si la veo hoy día, y a los personajes pues me fue más fácil cogerles carriño de pequeño también, y el doblaje, al menos el latino me pareció muy bueno, todavía recuerdo las voces de algunos personajes y me sigue agradando, las últimas veces que lo veía me resultaba así y siempre me encantaba el final, de resto no recuerdo bien que paso en otras series, pero como siempre es agradable leer tus reseñas, lo de la milenaria técnica de liberar todo lo que capturas me hizo el día de la risa, jeje.

Mr. Angelu dijo...

@L6944
Me alegro, me alegro. No sé, para mí Weregarurumon tenía algo, como Leomon. Pero será nostalgia.

L6944 dijo...

@Mr. Angelu Irónicamente Leomon si me agradaba, no sé porque, cuestión de gustos quizás, cabe destacar que me encantan los robots y mucho, y esa evolución era lo único que me llevaba a casi preferirlo sobre las evoluciones de Agumon.

McFadyen Sara dijo...

Pues yo vi Digimon Adventure antes que Pokémon... xDD Y todo en ella me gustó (salvo el capítulo fanservice de LadyDevimon vs Angewomon que sobra más que el moho de la comida). Me gustó porque enseñaba valores (os pongáis como os pongáis), estaba todo bien hilado, la historia era épica a partes iguales, los Digimon eran la caña (su estilo "evolutivo" era muy distinto a Pokémon cuando yo lo conocí después a éste, y tenía sentimientos encontrados), el doblaje al español a mi me pareció muy bueno, las canciones son LO MÁS JODIDAMENTE ÉPICO QUE HE ESCUCHADO EN LA TELE, INCLUSO EN MI IDIOMA (sobre todo la original de "Braveheart", tanto en japonés como en castellano me pirran), etc, etc. Y Demidevimon es mi Digimon favorito (a pesar de que le odie al mismo tiempo) junto a Gatomon, Greymon y alguno más.

Y si, yo compraba muchos tazos y chicles del boomer para coleccionar los digivices de cartón. Llegué hasta a completar el album de cromos ENTERITO. Le tenía un cariño flipante. De hecho era de las pocas cosas con las que podía hablar con los (hijosdeperra) compañeros de clase, ya que gustó a todos los niños por igual.

Yo a mi hijo le pondré una maratón de Digimon de ésta temporada y Digimon Tamers... porque estas enseñan valores, de verdad, como mencionas en el primer punto positivo, en la Trama. Reviéndola a día de hoy, no como una niña, si que me doy cuenta de que "para ser infantil, te enseñan de todo y , ¡¡¡EEEEEH!!! ¡aunque se mueran personajes no es el fin del mundo!", que luego las series para crios (aunque qué crios, yo vi esta serie entre los 7-10 años) como muera alguien ya es censurable... ¬¬ Y menos mal que nos llegó la versión directa desde japón, que nos llega la americana y vomito.

Muy de acuerdo con lo de Tai y Matt. De mis favoritos eran justamente Tai, Izzy y Mimi (Sora a medias), Kari y luego todos los demás, pero eso de que el Valor y la Amistad estuviese por encima de los demás, me dolió un poco... xD Creo que todos deberían de haber tenido ese protagonismo y "ultradigievolucionar" todos los Digimon en la batalla contra VenomMyotismon. Y las forma supremas, me suena que es en 02, ¿es así? Porque fíjate si vi poco 02 que ni me acuerdo de lo mala que era. Como dices en otro punto, WarGreymon tampoco me gustó mucho, pero WarGarurumon (si, el bípedo (o Were, meh)) TAMPOCO me gustó nada, porque yo esperaba un lobo impresionante (LOBO, no licántropo) que me dejase con el culo colgao. Por eso cuando yo vi a MetalGarurumon me puse feliz xD Pero bueno, eso ya es a gustos.

Pero si, se echaba en falta las otras formas de los demás Digimon, que supuestamente de Garudamon es Phoenixmon, de Lilimon es Rosemon, y de Zudomon (ese Thor xD) a Vikemon (un vikingo peludete mejorado, vamos)... Greymon y Metalgreymon molan. SKULLGREYMON, me encanta en mayúsculas.

Sobre el intelecto de los niños elegidos, la gracia en todo esto es que son NIÑOS, niños pequeños, INOCENTES (cosa que hoy en día NO SON), y deben madurar mientras los malos se les engaña o les hacen daño. Es otro de los puntos que me gustan de la serie, son niños sí, INOCENTES que van madurando poco a poco por los sucesos que aparecen y a pesar de su edad lo consiguen, pero tampoco son tan infantiles o idiotas, además de que creo recordar que el primero que se deja engañar por Demidevimon es TK, que es el más pequeño de todos los personajes, así que yo sinceramente no lo veo como ningún punto negativo xD

A mi el doblaje de Digimon Fusion me parece tropecientas mil veces peor. Eso si es cancerígeno.

Mr. Angelu dijo...

@McFadyen Sara Sí, igual me he pasado con los pobres chavales. PERO LO DE LOS TRAPECIOS ERA INNECESARIO.

Alpha Mash dijo...

Algo que me gusta de esta primera generación de Digimon, es que los niños por lo menos tenían un sentido de madurez (irónico, aún siendo niños XD) para afrontar los peligros en un mundo diferente; en cambio, en Digimon Tamers se va todo al carajo, con un montón de niños que al momento de pisar el digimundo, empiezan a perder la cabeza y y volverse inestablemente insufribles.
Y, oh por dios, sabes que al cosa va mal cuando T.K., el personaje que bien debe ser el llorón, es el macho de pelo en pecho a comparación del llorica de Takato XD

Alpha Mash dijo...

@McFadyen Sara Sobre lo de T.K. siendo engañado.... sí lo es, estámos hablando del niño que casi perdió a si digimon a causa de Devimon, algo que bien se el debe venir a la mente al ver a alguien que tiene parte de ese nombre, por más pequeño que sea.

Mr. Angelu dijo...

@Alpha Mash Pues si, eso no te lo niego. Takato es lo puto llorón, y se hace muy cuesta arriba.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...