Xanobot informa

Err... ¿Esto está encendido?

Más microentradas

17/12/14

El luchador manco 2: El desmanado contra el ciego pirómano

Lo prometido es deuda. Damas, caballeros y ornitorrincos, aquí les traigo la reseña de la secuela oficial de nuestro luchador lisiado favorito: El luchador manco 2.


Abróchense los cinturones y prepárense para el viaje.

La película da comienzo con un viejo ciego que es maestro en un estilo de artes marciales especializado en el uso de la guillotina voladora, un arma que consiste en una especia de sombrero chino con cadena que tiene dentro unas cuchillas capaces de decapitar a la peña. El viejo vive en una cabaña en las montañas con sus dos discípulos (muertos a manos del protagonista manco en la anterior película) y le llega una paloma mensajera con la fatídica noticia. Acto seguido el viejo, cabreado, coge su arma, sale volando por el techo sin venir a cuento (le costaba al pobre volver a usar la puerta) y le prende fuego a la casa porque le da la gana. Es un maestro ciego, asesino, pirómano y loco, el villano perfecto.


Después de la intro, vemos de nuevo al prota. En esta ocasión tiene su propia escuela de artes marciales donde enseña a sus discípulos a hacer movimientos tan realistas y guays como caminar por el filo de una cesta de mimbre vacía sin que se vuelque o, aún mejor, la técnica de Spiderman, que permite andar por las paredes y el techo como si nada.

Después, se anuncia que se va a organizar un torneo y vemos al maestro de lucha que organiza el torneo observando cómo algunos de sus discípulos se entrenan. A esto que de repente llega un luchador tailandés como los 2 gilipollas de la primera película (sí, los 2 gilipollas que se ponían a bailar como imbéciles con una musiquilla ridícula) y por desgracia este idiota también baila, sólo que además de eso, el muy asqueroso también escupe cada dos por tres. El escupitajos este le pide al maestro participar en el torneo, a lo que el maestro responde discriminatoriamente con un: es un torneo sólo para chinos, no están permitidos los extranjeros. El escupitajos entonces le hace una demostración de fuerza para que haga una excepción y le deje participar en el torneo. Tras darle una paliza a varios discípulos lucha contra la hija del maestro, pero cuando parece que va a ganar el maestro le para y le dice que le admite.


A pesar de que el maestro que organiza el torneo ha dicho que no está permitido dejar participar a extranjeros, vemos perfectamente a VARIOS PARTICIPANTES EXTRANJEROS, entre ellos, un japonés de apodo tonto y otro chino con betún negro en la cara que parece ser pariente de el de la fantástica técnica definitiva de la primera película.

Después vemos al malote de la guillotina entrando en una restaurante para comer y un tipo que se autoproclama como el legendario luchador manco pretende usar ese título para largarse sin pagar, pero el maloso, como no sabe muy bien quién es exactamente el luchador manco que se cargó a sus discípulos, se carga al tipo sin ningún problema. Pero cuando descubre que no es el luchador manco auténtico que buscaba, se larga de nuevo para seguir dándole caza... y al manco este que se ha cargao gratuitamente que le den. Al día siguiente comienza el torneo y el prota, junto con sus alumnos va allí sólo para mirar. Después de unas cuantas luchas entre participantes de apodos ridículos o tontos, el maestro del torneo se da cuenta de que el prota ha venido y le ofrece una invitación para participar en el torneo, el prota, se niega y se larga a la escuela. Luego, aparece otro luchador manco en el torneo y justo hace su aparición el maloso y usando su arma, le decapita. El maestro del torneo se enfada por la intrusión y le ataca, pero muere también a manos del maloso.


Con el maestro muerto, el torneo se va a tomar por culo, y más si tenemos en cuenta que al personaje este le encanta prender fuego a todo lo que pilla.

El prota descubre que el maloso ciego le quiere matar y acto seguido aparece de nuevo el gilipollas escupitajos de la musiquilla ridícula y bailando. El escupitajos le dice al prota que ya ha informado al maloso de dónde puede encontrar al verdadero luchador manco y justo el maloso llega a la escuela e intenta matar al prota, pero éste se escapa por los pelos. Más tarde, el prota se ve obligado a luchar contra el chino con betún en la cara cuya habilidad especial es la de estirar los brazos. Una lástima, yo me esperaba algo más épico que su compañero de la película anterior. Después de derrotarlo, el prota idea un gran plan para acabar con el escupitajos, el japonés y después con el maloso. Al escupitajos lo encierra en una cabaña con el suelo ardiendo y lo achicharra vivo, al japonés se lo carga después de luchar un poquillo, y la pelea contra el maloso se extiende hasta 10 minutos... Es una pelea aburrida y demasiado larga, que empieza en unas montañas y acaba en una tienda de ataúdes llena de trampas para el malo.


Finalmente el prota le hace un Falcon Punch al maloso malote y lo saca de la tienda por el techo para acabar cayendo muerto en un ataúd. El prota se larga y la película termina.

Fin. Eso ha sido El luchador manco 2. ¿Veredicto? TERRIBLEMENTE MALA, mucho peor que la primera. La primera película al menos tenía momentos absurdos y estrafalarios que podían hacer que te partieras el culo y amenizaban el film. La segunda parte es cierto que tiene también algunos momentos tontos y absurdos, pero en BASTANTE MENOR GRADO que la primera, es más "seria", con lo cual la película se hace mucho más pesada, cargante y mala en general. Es una decepción, porque la verdad es que yo pensaba que ésta película iba a superar a la primera en esos momentos tan... ridículos que convirtieron la película original en una comedia buenísima.
¡Hasta la próxima!



4 sandeces:

Roxa 1314 dijo...

Madre mía.. menudo truñaco de pelicula, y yo que pensaba que iba a ser peor que la primera.. xDD..

Espero que no tenga mas de una 2º parte, que sino... Dx

Mr. Angelu dijo...

Bueh, no hay nada peor que una película tronchantemente patatera se tome en serio a sí misma...

Fénix A. j. dijo...

No hace falta que jures que es peor y un coñazo, ya se va notando a lo largo de toda la entrada la pinta bodrio que tiene.

McFadyen Sara dijo...

¿El del betún era el hermano del que hacía la técnica definitiva en vuestra anterior entrada? xD ¡Era sublime, como le dan un hermano tan soso!

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...