Xanobot informa

Err... ¿Esto está encendido?

Más microentradas

25/8/14

Spinnerette


Iniciamos la temporada con una nueva sección... o algo así, la cual dedicaré a reseñar webcómics. Pero no se crean que sólo me dedicaré a webcómics americanos "grandes" como el caso que nos concierne hoy, no. Hablaré de todo webcómic que caiga en mis pérfidas manos, así que ni siquiera usted, lector dibujante, está a salvo. Una vez dejado esto claro, hablemos de Spinnerette.

Dicen las malas lenguas que este cómic no es más que un plagio de la saga de Spiderman con seis brazos, pero con lesbianas. Francamente, no sé cuánta verdad hay en dicha afirmación, pues nunca he sido muy fan de los cómics americanos, especialmente de Spiderman (dioses, qué mal me ha caído siempre Spiderman, y no sé ni por qué, la verdad). De hecho, es el tío Batchap el que me está introduciendo poco a poco en el mundillo. Así que les voy a dar mi ignorante opinión al margen de todo parecido con la realidad.

Heather Brown, una muchacha friki y "antisocial" (lo digo entre comillas porque ella así lo afirma, pero parece bastante normal), trabaja en un laboratorio de su universidad con un tal Dr. Lambha. Este tipo está al desarrollando una máquina que permite alterar el ADN de seres vivos y fusionarlos entre sí, cosa que nos acaba demostrando Heather en unos cinco minutos, al caer por accidente en su interior y ser convertida en una mujer araña con seis brazos. Por supuesto, como buena friki que es, lo primero que se le ocurre es convertirse en una superheroína, así que, para ocultar su identidad, su compañera de piso le crea un traje provisional y una falsa tripa de gorda en la que ocultar sus brazos extra. Por supuesto, nadie parece notar que Heather ha engordado unos cuantos kilos, literalmente, de la noche a la mañana, y puede seguir su vida de forma completamente normal. Dentro de los márgenes de ser una superheroína, claro.

Tras demostrar ser una inútil redomada y ponerse en peligro ante la presencia de una supervillana con el mismo nombre, termina uniéndose a un grupillo de superhéroes que trabaja para una organización gubernamental secreta liderada por el mismísimo Benjamin Franklin. Sí, el padre fundador. Así, Spinny pasará a ser compañera de Tiger, al que todo el mundo llama Black Tiger por ser negro, y Mecha Maid, una coreana inválida con un traje robótico a lo Iron Man.

Juntos se enfrentan a villanos como el Dr. Universe, sujeto que me recuerda muchísimo a Dr. Steel, pero con pelo, el cual va siempre acompañado de su ayudante Greta Gravity, que es... mejor véanla ustedes mismos.


A lo largo de los capítulos, se descubre que Mecha Maid es lesbiana y está enamorada de Heather. Por supuesto, en principio Heather queda en shock, ya que le atraen los hombres, pero termina probando a salir con Mecha Maid, y se vuelve lesbiana sin ningún tipo de problema, salvo que le de algo de corte estar en plan romanticorro con ella en público, aunque se achaca más a su timidez crónica que al hecho de haberse vuelto lesbiana como el que se cambia de camisa.

Durante un par de capítulos en los que no pasa nada demasiado trascendental, salvo un par de batallas con nazis y alguna minihistoria en Canadá en la que se terminan cargando sin piedad a un tipo con problemas de ira, se acaba presentando al villano overpowered que le dará un poco de seriedad al asunto. Un norcoreano sádico y megalómano que puede controlar el cristal, y en consecuencia tiene el nombre más original del mundo: Glass. Este tiparraco busca un reactor que es la clave de muchos superpoderes del universo de Spinnerette, para entregárselo a los líderes militares de su país y conquistar el mundo, creo recordar. ¿Y para qué sirve este tipo en la trama a parte de saco de boxeo maloso de turno? Pues para escarbar en el pasado de Mecha Maid.

Resulta que Glass fue el que dejó inválida a Mecha Maid cuando era un bebé por culpa de sus experimentos raros y malévolos. Además, mató a su "madre", así que el retorno de este pillastre provoca en la asiática una cegadora ira asesina que la lleva a cumplir su venganza. Cosa que habría logrado de no haber perdido la pelea y tenido que dejárselo todo a Spinnerette, la cual le da matarile haciendo estallar el reactor encima de un vivero de cristal. Al haber tantísimo cristal cayendo al mismo tiempo, Glass no puede controlarlo y muere empalado como un pinchito moruno. O... bueno... así debería ser, pero al parecer puede regenerarse y un policía le fríe a tiros para posteriormente practicar la inquisición con su culo y quemarle vivo. A la parrilla, como a mí me gusta. Ya saben lo que se dice, el fuego purifica y esas cosas. Y hasta ahí han publicado, de momento. Ahora vamos a pasar a lo interesante: mi opinión de todo esto.

Spinnerette es un cómic entretenido, no lo niego, y no es muy difícil notar las obras que está constantemente parodiando, pero en mi opinión debería haber permanecido como eso, una parodia. El problema es que han empezado a volverlo más serio y profundo, y ahí he encontrado algún problemilla que otro.

Para empezar, está bien tratar problemas polémicos, como el racismo, la homosexualidad, la moral sobre si la ley lleva siempre toda la razón o a veces es el villano quien parece más justo... Pero si quieres tratar estos temas de una forma seria, tienes que hacerlo parecer interesante, buscar conflicto, debate, crear polémica. Algunos te odiarán y otros te amarán, esto es así, no puedes agradar a todo el mundo... que es precisamente de lo que peca este cómic. Trata de ser tan políticamente correcto en busca de agradar a todo el mundo, que todos esos temas terminan pareciendo infantiles y vacíos por dentro.

Por ejemplo, el asunto de Spinnerette forzándose a ser lesbiana por no herir a Mecha Maid podría haber dado mucho juego. Haber despertado más de un debate y resultado la mar de interesante. ¿Pero qué han hecho? "Pues me vuelvo lesbiana, ea", y no se vuelve a mencionar prácticamente en todo el cómic.
O Tiger, que es racista con los canadienses, pero como les salvan el culo en una situación random, "pues no son tan malos. Hale, ya se me ha pasado".
En más de una ocasión te dan a entender que los villanos son más profundos de lo que se muestra. Parece que tarde o temprano van a hacer algo para redimirse, o al menos despertar la duda de si realmente son tan malvados, o simplemente víctimas de la sociedad, pero al final, la gran mayoría (exceptuando al Dr. Universe), terminan siendo malosos planos sin redención posible. Y así.

Esta es la única pega real que le encuentro a este webcómic. Que cuando intentas caerle bien a todo el mundo y parecer políticamente correcto en todo, produces el efecto adverso. Oh, y eso de que intercalen spam entre páginas del propio capítulo toca mucho los cojones. Para todo lo demás, bastante decente. Le daría... un 6 o 7/10.

Un momento... ¿¡PERO QUÉ ESTOY VIENDO!?


¡¡NO!! ¿¡PERO QUÉ LE HAN HECHO A ESA POBRE CABRA!? ¡¡LAS CABRAS ESTÁN PARA SER AMADAS E IDOLATRADAS, NO COCINADAS A LA BARBACOA Y DEVORADAS VILMENTE!! ¿¡CÓMO PUEDEN HACERSE LLAMAR HÉROES Y COMETER UN ACTO TAN REPULSIVO!? ¡¡SE ACABÓ!! ¡¡ESTE CÓMIC APESTA Y SU AUTOR MERECE SER APLASTADO POR EL ESCROTO DE UN ELEFANTE!!

 

Mr. Angelu

4 sandeces:

L6944 dijo...

Se borró lo que escribía, en resumen me agradaron los diseños, sólo me reí con el chiste racista del negro en cómic, leí hasta lo del traje, la tipa que saca telarañas de su culo, etc.
Quizás lo siga leyendo por joda, ¿reseñaras otro web-cómic?

Mr. Angelu dijo...

@L6944 Claro, para eso inicié la sección.

L6944 dijo...

@Mr. Angelu Bueno, como este es el único en tanto tiempo, tenía dudas. igual quedo genial la parte de la cabra.

Mr. Angelu dijo...

@L6944 Hmm... Quizás mi próximo artículo sea otro webcómic.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...