Xanobot informa

El E3 está bien, pero no entiendo el coñazo que dáis con ello.

Más microentradas

28/7/14

La jungla de cristal 5: Un buen día para dejar morir la saga

John McClane. Un nombre que es sinónimo de buen cine de acción y chistes graciosamente oportunos... ¿o no?
La trilogía original de La Jungla de Cristal (Die Hard) es indiscutiblemente buena y todo un clásico en el cine de acción, pero desde hace ya un tiempo la saga pierde aceite a ritmos alarmantes, concretamente a partir de La Jungla 4.0 donde pudimos ver una enorme caída preocupante en la calidad del guión, resultando una película meramente entretenida, pero nada más, no llegó ni a la suela de los zapatos de las 3 anteriores.
Con el anuncio de una quinta entrega esperábamos que todo volviera de nuevo al buen cine de acción al que la saga nos tenía acostumbrados... pero en lugar de eso, nos ofrecieron, bueno, ésta puta mierda:


El título es extremadamente irónico.


John McClane y su hijo protagonizan esta quinta entrega, luchando codo con codo para destruir la saga en la que es, por ahora, la peor película de la franquicia. Empecemos.
La película da comienzo con una confusa introducción en Moscú, donde vemos hablando a varios personajes en ruso y a pesar de los subtítulos no sabemos qué coño está pasando, pero da igual, porque a los 5 minutos de empezar por fin vemos a nuestro querido héroe John McClane más envejecido si cabe, ya me da hasta pena ver así a Bruce Willis... Un poli informa a John de que han localizado a su hijo, se encuentra preso en una cárcel en Rusia por "algo muy feo" así que John marcha para allá para echarle una mano. Tras ver una estúpida, innecesaria y larga escena en la que el taxista que lleva a John a los juzgados se pone a cantar (normal que John se baje del taxi) vemos al hijo de John camino de los juzgados, donde testificará en contra de Yuri Komarov, un preso político con información para encerrar a otro tipo muy importante.
Vale, ¿sabéis cuál es el primer problema de esta película? Que llevamos ya 15 minutos de película y AÚN NO HA EMPEZADO LA ACCIÓN. ¿Hola? Se supone que estamos viendo una jungla de cristal, se deberían haber liado a tiros y explosiones a los 10 minutos de empezar, como mucho. Joder, recuerdo que en la tercera entrega (La Jungla de Cristal: La venganza) en la misma introducción de la película explota una tienda sin que termine siquiera la canción de la intro, ¡eso sí que molaba coño!


Y por fin, a los 16 minutos de película aparece la primera explosión, ¡ya era hora joder!

Los causantes de la explosión son unos... llamémosles "tipos malosos" fuertemente armados que, supuestamente vienen para capturar a Yuri y matar al hijo de McClaine, pero a éstos les da tiempo a escapar de los juzgados juntos, montan en una "flagoneta de malacatones" y se topan con John, momento en el que padre e hijo se ponen a discutir, Yuri se baja de la "flagoneta" y los malos les ven, (lógico, coño, os ponéis a gritar...). Jack, el hijo de John, es más gilipollas de lo que pensábamos pues a punta de pistola amenaza a su propio padre diciéndole que no tendría que haber venido... chaval, deberías arrodillarte ante un tipo como tu padre, que ha derrotado 4 VECES a malos malosos que querían hacer maldades por el mundo. Jack y Yuri se vuelven a montar en la "flagoneta" y huyen de allí rápidamente mientras los malos les persiguen en un camión blindado. Es justo aquí cuando nos damos cuenta del segundo problema de la película: los chistes de John NO tienen gracia. A diferencia de anteriores pelis, donde te podías partir la caja, aquí da la sensación de que es un triste cómico fracasado abucheado múltiples veces por el público, pues un perro cagando causa más gracia que él.


John monta en un camión y también se une a la persecución un buen rato después mientras continúa soltando chistes sin gracia. Macho, cállate, en serio, das pena...

Durante la persecución (que ya se está volviendo bastante tediosa y mareante) Jack se saca de vete tú a saber dónde un comunicador y se pone a hablar con una base, revelando así que trabaja para alguna agencia militar o algo por el estilo. La base le dice que no le pueden extraer y Jack desata su frustración dándole puñetazos al volante y la persecución sigue. Os voy a decir algo, me da igual la cantidad de coches que están siendo destrozados, está persecución es un puto tostón eterno. John alcanza por fin al camión de los malosos, pero como es blindado apenas le hace cosquillas. El maloso se harta y le dice a uno de sus subordinados que le ataque con un LANZAGRANADAS, acto seguido el subordinado aparece con un LANZACOHETES y ataca el camión de John. O se trata de un error de doblaje o el subordinado es sordo perdido. John tiene un accidente al tratar de evitar el cohete y aquí descubrimos otra cosa: el malo también suelta chistes sin gracia, por lo que no ser gracioso debe estar de moda o algo así. John rápidamente roba un coche a lo Grand Theft Auto y se vuelve a unir a la persecución. Dios mío, ¿es que ésta puta escena no va a acabar nunca? ¡Llevamos ya casi 15 putos minutos de carrera, chistes malos y coches saltando por los aires, algo que debería ser divertido está resultando una jodida tortura repetitiva! John vuelve a alcanzar el camión de los malos y hace que se salgan de la autopista, estrellándose contra un tubo de hormigón que casualmente transportaba otro camión.


Jack vuelve para recoger a su padre, que ya ha tenido 2 accidentes de tráfico en el mismo día, y se largan de allí poniendo fin a esta espantosa escena de persecución. 15 minutos de película tirados a la basura.

Jack, John y Yuri van a un piso franco donde se confirma  que Jack trabaja para la CÍA y que su trabajo consistía en ayudar y proteger a Yuri hasta que entregase la información sobre el otro tipo. Le ofrecen un trato a Yuri, entregar los importantes documentos a cambio de sacarle del país, pero Yuri sólo quiere irse de allí si es junto a su hija, así que toca reunirse con ella primero. Sin embargo, los malosos encuentran a los protas en el piso y les atacan. Consiguen huir del piso y se refugian en un callejón donde Jack desvalija a su padre literalmente (y le jode el móvil), cada vez me cae peor el hijo del legendario John McClaine, es un puto imbécil. Los 3 personajes llegan a un hotel donde Yuri se reúne con su hija y donde vuelve a hacer su aparición el malo maloso junto con sus chistes pésimos y sin gracia y disfrutando de una rica zanahoria cruda (el pobrecillo tiene complejo de Bugs Bunny). Es entonces cuando se descubre que la hija está compinchada con el malo maloso y se lleva a rastras a Yuri, mientras que el malo maloso se queda para iniciar una estúpida sesión del club de la comedia con John y su hijo. No es coña, os juro que parece un puto monólogo de ese club de cómicos patéticos.


Y encima el gilipollas se pone a imitar a Chiquito de la Calzada... ¡Que alguien le pegue un puto tiro, por Dios! 

Tras ver lo patético que resulta el villano, los protas inician un tiroteo mientras que el maloso aprovecha para fugarse en helicóptero junto con Yuri y su hija, no sin antes dispararles un poquillo desde el helicóptero, que por supuesto, es de combate. Los protagonistas, tras escapar por los pelos, se refugian en una tienda abandonada y se ponen a hablar de, atentos, la catástrofe de Chernóbil, donde Jack revela que el desastre fue provocado a propósito por "el otro tipo" (no escribo el nombre porque no sé cómo coño se escribe, es muy raro, sólo sé que se llama Viktor Nosequé) del cual Yuri tiene pruebas que podrían inculparlo. Ahí ahí, aprovechándoos de una desgracia real para utilizarlo en vuestro patético guión, ahora resulta que Chernóbil no fue un accidente, si no que fue provocado aposta... venga ya hombre. Después de hablar de un par de chorradillas más, John y su hijo deciden largarse al mismo lugar al que han ido los malosos: ni más ni menos que a Prypiat. Exacto, la ciudad cercana a Chernóbil que está infestada de radiación. Como seguramente estaréis notando, la película se está volviendo cada vez más estúpida, pero tranquilos, lo gordo aún está por llegar. Tras otra estúpida y aburrida escena en la que se ponen a hablar de chorradas familiares mientras viajan en coche, cambiamos a los malosos, que han llegado con su equipo antiradiación al edificio que buscaban, en el que Yuri oculta los importantes documentos que supuestamente inculpan a Viktor Nosequé.


Mientras que los malos se han metido en Prypiat con sus correspondientes trajes antiradiactivos, a los protas no se les ocurre otra cosa que meterse en camiseta de manga corta y chaqueta... ¿Radiación? ¡Eso es para mariquitas!

Los malosos, llegan hasta la sala secreta donde supuestamente se almacenan los documentos, y para eliminar la radiación ambiental acumulada en esa sala utilizan una extraña sustancia medio líquida medio gaseosa que elimina la radiación del lugar... Si ignoramos las cotas tan absurdas que está alcanzando la película a estas alturas, descubriremos un nuevo giro argumental, en el que vemos que en ese almacén no se guarda documento alguno, si no una enorme cantidad de uranio listo para venderse en el mercado negro. Yuri asesina al maloso patético, demostrando así que padre e hija estaban compinchados desde el inicio. Los malosos comienzan a cargar el uranio en un helicóptero mientras que vemos una escena en la que Yuri llama a Viktor Nosequé, revelando que fueron socios en el pasado, pero entonces un infiltrado de Yuri le parte el cuello a Viktor. Los protas llegan hasta la sala y se encuentran a Yuri, donde terminan dándose cuenta de que él es el verdadero malo maloso de la película y como eso no puede ser, le capturan y se lo llevan, pero al salir, la hija de Yuri rescata a su padre manteniendo un tiroteo con los protas, momento que aprovecha Yuri para escapar e irse a la azotea. Los protas les persiguen a tiros mientras la hija regresa al helicóptero, lo lleva a la azotea y ataca a Jack. John, que se había subido al helicóptero, tira uno de los camiones cargados de uranio por la compuerta mientras está atado con una cadena, haciendo que el helicóptero pierda el control, momento que Jack aprovecha para agarrar a Yuri y lanzarlo contra la hélice trasera del helicóptero, dejándolo hecho rodajitas de chope. La hija, que aún pilota el helicóptero, logra deshacerse del camión y recupera al control del aparato, apuntando las armas hacia John y Jack, pero, por casualidades de la vida, el helicóptero ya no tiene munición, por lo que la hija decide estrellar el helicóptero contra ellos en plan kamikaze. Al mismo tiempo que el helicóptero se estrella, padre e hijo saltan desde el edificio a una piscina... llena completamente de radiación.


A pesar de que es bastante obvio que la piscina es un nido de radiación enorme, Jack tiene los huevos de decir que el agua está limpia... ¡MIS COJONES! ¡Os recuerdo que estáis en Prypiat, no en Albacete de vacaciones!

La película finaliza por fin con padre e hijo reconciliándose por completo mientras vuelven a hablar de chorradas familiares y se alejan del lugar al amanecer.
¿Mi veredicto? UNA MALDITA BASURA DE PELÍCULA. John no es gracioso. Jack es un gilipollas. El malo tampoco es gracioso, si no más bien patético, no mola nada y encima ni siquiera es el verdadero malo de la película. Más escenas de cháchara que de tiros. Aburrida y larga escena de persecución. Mal ritmo de la película. Recurso de Chernóbil absurdo. Pasearse por Prypiat como si allí no hubiese radiación alguna. En general, LA PEOR PELÍCULA DE LA SAGA. Enhorabuena a los responsables por conseguir este título, gracias a este montón de mierda protagonizado por el tándem padre-hijo habéis destruido la que era una de las mejores sagas de acción de la historia del cine. Felicidades.
Mi puntuación de la película: Un menos 8000 sobre 10. Hasta la próxima.



Arkanfunkel

5 sandeces:

Roxa 1314 dijo...

Me estoy acordando cuando estaba viendo la pelicula y en la parte que llegaron al pueblo contaminado, se me cayo la boca de la gilipollez que estaba viendo, mi expresion fue "¿Pero que coño haceis con ropa normal, que quereis, ser mutantes o algo?".

La pelicula entretenia mucho pero.. no es Jungla de cristal en si, sino una peli familiar para pasar el rato.. y chillar a la pantalla

McFadyen Sara dijo...

Soy muy fan de las tres primeras Die Hard, me encantaban, y la jungla 4.0. la vi con ganas con mi padre pero me llevé un chasco tremendo... luego vi está pensando que por fin habia mejorado, pero viendo que iban a meter de nuevo a uno de sus hijos, ya me imaginaba que iba a ser otro bodrio y no me equivoqué.

Una verdadera lástima, Die Hard / Jungla de Cristal siempre significa a película de acción de calidad, buena, con algunos chistes graciosos y tensión trepidante, y el clásico "¡¡Yipikayey, hijo puta!!" que siempre me sacaba una sonrisa xD

Buena crítica, tiene mucha razón. Yo no encuentro nada salvable en estas dos últimas pelis.

Drywater dijo...

Por lo que cuentas te has tomado demasiado tiempo en la crítica, igual no lo merecía, pero al menos nos has ahorrado un tostón de peli. Y lo de padre e hijo en una de acción nunca funciona (mira si no Indiana Jones y la última cruzada).

Arkanfunkel dijo...

Drywater: Creo que es aún peor la de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal xD

Anónimo dijo...

Hola, la peli a mí me pareció muy mala. Pero solo un apunte, lo de lanzagranadas/lanzacohetes no es un error, el arma es un lanzagranadas propulsadas por cohete (las dos cosas vamos). Creo que es un RPG-7, en ruso algo así como Ruchnoy Protivotankovi Granatonosequé que los americanos traducen siempre como Rocket Propelled Grenade.

La critica muy buena, un saludo ; )

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...