Xanobot informa

Vaya, nuestro Neuro de saldo se ha ofendido porque ha aparecido un Mr. Angelu de saldo.

Más microentradas

28/11/13

Déjame Entrar

En Suecia, los niños actúan como adultos y los adultos como niños.

Déjame Entrar, película que anunciaron en Espiña como "¡¡MEJOR PRODUCCIÓN DE TERROR DEL AÑO!! ¡¡TE VAS A CAGAR DE MIEDO!!" pero que, tras visionarla, te das cuenta de que no es de terror. Sin sarcasmo. Es literalmente una historia de amor con vampiros. Pero no como en Crepúsculo. En esta película, a pesar de que los protagonistas son niños de doce años, resultan mucho más maduros y adultos que esa bola de discoteca y su novia con cara de perro. Lo cual resulta extraño. SON PUTOS NIÑOS, ¿por qué actúan como si fueran adultos? Quiero decir, el protagonista pasa de ser el típico niño al que su madre no deja salir hasta tarde a algo como esto. ¡Así, de la noche a la mañana!

La trama de Déjame Entrar nos narra la vida de Oskar, un niño Colacao que es el típico pringado de clase. El joven conoce a una niña extraña, Eli, que resulta ser una vampiresa cuyo padre mata a gente inocente para poderla alimentar. Ambos se enamoran, y tras una serie de eventos que provocan la muerte del padre de la moza, y un montón de escenas que rozan la pedofilia (juro por Dios que en ocasiones parece que se van a poner a follar como si no hubiera un mañana. Pondré como ejemplo la escena en que Eli se cuela en la casa de Oskar y se mete desnuda en su cama), así como una escena desconcertante a la par que desternillante en la que Eli convierte en vampiro a una tipa, y por ello un montón de gatos comienzan a devorarla, provocando que se caiga por las escaleras en un desfile de sinsentido y patetismo...

Los vampiros están hechos de Whiskas.

Nuestro protagonista logra plantarle cara a los matones, los matones se encabronan y llaman al primo de Zumosol para que raje al prota, y Eli los mata a todos, concluyendo con ambos largándose del país... Me gustaría recordarles una vez más que son NIÑOS. ¡Y se mudan así, solos, sin adultos ni nada! Si es que está claro que en el norte viven los hombres de verdad, no como aquí, que te independizas a los 40.

De hecho, en Suecia son tan machos, que en los bares se bebe leche porque el alcohol allí es como el agua.

En lo respectivo a calidad gráfica, es una película... sueca. Eso quiere decir nieve, largas escenas de silencios extraños en las que, como mucho, los personajes se dirigen un par de palabras cortantes, efectos especiales normalillos y una sensación de frialdad y devastación en tu corazón que sólo el vodka puede llenar. Tan parecidos y a la vez tan distintos, estos suecos...

En definitiva, no es una mala película. No es lo que prometen los anuncios, pero tampoco es la típica historia de amor pastelosa y mierdera. Se trata de una historia madura, con una ambientación a juego. Muy recomendable si te gusta el género, y muy aburrida si eres de acción trepidante.



Mr. Angelu

2 sandeces:

Arkanfunkel dijo...

Interesante... Recuerdo otra película en la que los niños actuaban como adultos y los adultos como niños: The Wizard (Véase la reseña del Crítico de la Nostalgia). No sé si el problema será de los guionistas, de producción, de casting... o de todos a la vez xD

Fury Of The Storm dijo...

Buena película, fui a ver al cine el remake y ayer pillé la original por la tele, y son casi iguales.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...