Xanobot informa

Err... ¿Esto está encendido?

Más microentradas

23/6/13

El Hombre de Acero

WARNING: esto es un exhaustivo spóiler de la película


Para poder analizar bien esta película, es importante recordar algo que parece obvio pero que mucha gente no parece asimilar: Superman no es Batman. Por algo estos personajes mantenían una constante lucha a ver quién la tenía más larga en La Liga de la Justicia, por algo acaban a ostias en sus respectivas sagas de cómics. Superman es un tipo que desde el momento uno está condenado a ser un héroe, Batman lo hace porque le sale de los cojones (entrecomillado MUY FUERTE). Superman pasa de lo que fue su mierda de vida para centrarse en salvar gatitos de los árboles, Batman vive en una eterna paja mental. De ahí que la historia de Batman se pueda llenar de oscuridad para agrandar su épica, y no debe ser así con Superman porque no es como está concebida. A parte, soy partidario de que repetirse es malo.

Dicho lo cual, hablemos de El Hombre de Acero. La película empieza con el nacimiento de Kal-El en Krypton, planeta que está a punto de desaparecer. Aquí, con el padre biológico de Superman (Russell Crowe) haciendo piruetas como si de un caballero Jedi se tratara aunque luego resulta ser un científico -la similitud de Jor-El con un guardián de la Fuerza es todavía mayor cuando se aparece tras su muerte en forma de holograma para ayudar a los personajes-, se nos presenta un pequeño adelanto de lo que va a ser toda la película, en la que es imposible encontrar diez minutos seguidos sin que algo explote, se derrumbe, dispare, arda o arrase edificios. Si bien en una película de superhéroes la acción viene implícita, ya veremos cómo esa obsesión por el bombazo limpio llega a saturar hasta al más cérrimo fan de Arma Letal. Igual que ocurre con los efectos digitales; desde el minuto uno ya aparece Russell Crowe montado a lomos de un bicho volador con la única excusa de poder ofrecernos uno de esos travelling aéreos tan de moda desde Avatar (la de James Cameron), que si bien para quién la vea en 3D debe ser la ostia en verso, para los que no la vemos en ese formato resulta hasta mareante. El caso es que Jor-El, ante la inminente desaparición del planeta quiere mandar a su hijo, el cual es el primer niño no programado genéticamente para realizar una determinada tarea  en la sociedad que nace en siglos en Krypton, a alguna de las antiguas colonias que Krypton controló en un pasado (exacto, la Tierra). Entre medias un general, Zod (Michael Shannon), da un golpe de estado, mata al padre de Superman, intenta evitar que éste se marche ya que lleva con él todo el material genético de los habitantes del planeta y  le congelan a él y a sus secuaces a lo Han Solo (mucha referencia a Star Wars, tal vez si no hubieran hecho una película de alienígenas invasores en lugar de la de Superman no me vendrían tantas similitudes a la cabeza) y los mandan al quinto coño como castigo por ser malos, lo cual paradójicamente les salva de la muerte cuando Krypton finalmente se va a tomar por culo. Parece que en la Warner se han decantado por usar al malo más icónico de Superman, Lex Luthor, para futuras entregas, pero para mí coger para la primera al verdadero "jefe final" del superhombre, Zod, me parece una mamarrachada de cuidado. Pero en fin. Como el caos y la destrucción no podían decaer en ningún momento, deciden follarse la parte de la niñez y adolescencia de Clark Kent metiéndonosla a base de flashbacks pasados por filtros de Instagram para empezar ya con Superman (Henry Cavill, que sale en Los Tudor) sin camiseta salvando a gente en una plataforma petrolífera que había explotado. Destaco uno de esos flashbacks en los que se narra la muerte de Jonathan Kent (Kevin Costner), el padre adoptivo de Clark, que para los guionistas no podía fallecer por un simple infarto al corazón o una mala fiebre como en otras ocasiones, si no que tenía que ser "heróicamente" tragado por uno de esos tornados que RARAMENTE se dan en Kansas - y que aparece de repente en mitad de una autopista atascada sin que nadie tenga previo conocimiento de ello-, tras salvar al perro de la familia y detener a Superman para que le rescate, teóricamente para que nadie pueda descubrir sus superpoderes pero que por la parafernalia que se tira el tipo parece decirle a Clark Kent: "no me robes mi momento de gloria, hijo de puta". Más o menos situado el personaje de Superman, aparece en escena Lois Lane (Amy Adams), con la cual el Hombre de Acero va a mantener una relación consistente en descubroqueeresunalien-tepersigohastaencontrarte-tehablodesaparecesyteencentro-mehablasdesaparezcoymeencuentras-nossecuestranlosmalos-upadreenformadehologramameayudaaescapardelosmaloscomosideuntutorialdeSkyrimsetratara-tehablodesaparecesyteencentro-mehablasdesaparezcoymeencuentras-nosbesamosysomosfelices. Poco creíble, durante toda la película Clark Kent habla más con su puto perro. El último tercio de la película nos empuja a un abandono de este plano de la realidad para sumergirnos en un mar de explosiones, invasiones alienígenas, edificios destruidos, peleas cuerpo a cuerpo en la atmósfera terrestre y militares quitando protagonismo y trabajo al héroe en una pelea eterna contra Zod y sus aliados que se ha calculado que ocasiona unos daños valorados en 2 trillones de dólares y provoca 129.000 muertes de inocentes. Eso sí, como destruir sólo Nueva York era muy mainstream ya, también se llevan por delante medio Kansas. Todo acaba con un deleznable gag obra de Belcebú pariendo en el que una militar no puede controlarse una sonrisilla bobalicona cuando tiene al ZUPERHOMBRE cerca, para acabar diciendo: "es que está muy bueno". Pues claro, hija de puta, Superman no puede ser un tirillas chepudo.

Volviendo a la batalla final, he de decir que un servidor estuvo a punto de sufrir una embolia ante tanto estímulo visual; llega un punto en que tanto edificio derruido (llegan a caer en un efecto dominó precioso) y láseres por todos lados resulta hasta sonrojante. Tanto esmero en los efectos digitales chirría bastante con la lamentable precariedad del momento "Superman baja al suelo abrazado a Lois", donde el movimiento del arnés que sujeta a ambos actores es bastante cantoso (joder, es que parece que den vueltas porque el arnés se ha enredado), o el croma de detrás de Superman cuando se supone que éste vuela a través de la sabana africana. Querido Snyder, la Alta Definición no pasa ninguna. Además, la "cámara temblorosa" o al hombro, tan típica del cine de catástrofes, resulta tan exagerada que hiere a la vista.

Probablemente lo mejor de la película son los actores. Henry Cavill no es sólo un tipo con muchos músculos como el Hombre Lobo de Crepúsculo, si no que logra creerse que es Superman, y obviando el hecho de que Lois Lane es teóricamente una morenaza de cuidado, Amy Adams también da el pego bastante bien, aunque por guión no acabe pintando una mierda en todo ésto. Michael Shannon hace lo que puede con un villano muy estereotipado y que por algún motivo parece tener un serio problema para pestañear. Ahora, escoger a Morfeo como director del Daily Planet no pega ni con mocos. Mención a parte para Faora (Antje Traoue), más conocida a partir de ahora como Zorra Implacable, que se acaba convirtiendo en la villana BADASS de la película limitándose única y exclusivamente a dar y recibir ostias como panes provocando un extraño e irresistible aumento de su ya de por sí alto sex-appeal. Aunque la elección del elenco principal me hace preguntarme algo: ¿por qué esa nueva moda en las grandes superproducciones de Hollywood de que el 83% de los actores han de tener los ojos claros?


Zorra Implacable mira, divertida, cómo Zod intenta en vano pestañear.
En conclusión, si obviamos que la película es de Superman y nos la tomamos como una película de aliens que conquistan la Tierra, podemos llegar a disfrutarla hasta que se nos empache tanto edificio por los aires o tanta carrerita de Lois buscando a Clark Kent. Esperemos que en próximas secuelas (las habrá, a lo largo de la película van dejando varias pistas tanto para ello como para una futura película de la Liga de la Justicia, como es el caso del satélite de Wayne Interprises, lo cual me hizo crecer un extraño bulto en el pantalón) se centren más en contarnos qué le pasa a este Superman, cuya figura se acaba perdiendo en la orgía digital del final.

8 sandeces:

FER dijo...

Fans de Batman negando lo de la paja mental en 3,2,1...

Por otra parte, supongo que tendré que esperar a ver la peli...

Drywater dijo...

A mí me gustó mucho el personaje, pero ewso sí, la peli es una marcianada de cuidado. Y lo de el símbolo "S" de la esperanza es flipante.

Me ha gustado mucho la crítica. Pero como bien dices es un spolier tras otro.

Un saludo

Capitán Pedales dijo...

[FER] Vaya por delante que yo soy más de Batman, pero los hechos son los hechos.

Aunque la crítica me ha quedado muy destroyer, no mataré al que quiera verla, pero pretendo ponerle sobreaviso.

[Drywater] ¡Lo del símbolo S! ¡Qué puta chuminada!

Siento el spóiler, pero es que a no podía quitarme de la cabeza todos esos "momentazos" comentados.

Mr. Angelu dijo...

Sin hablar de que el final nos presenta una posible secuela con Bizarro, el clon malvado (y deforme) de Supraman.

FER dijo...

Bizarro! Bizarro! ¡¿En serio? Por todo eso no merecer pena ver película. Yo preferir ver televisión. Yo no ir a cine día de estreno.


¡¡¡YO NO SER EL MEJOR VILLANO DE TODA LA HISTORIA!

Guybrush dijo...

De acuerdo con casi toda la crítica. La acción es parte fundamentla de estas pelis, pero como dejes que el entretenimiento se base solamente en ella, vas jodido...y más tratándose de un perosnaje tan mítico y que da para moucho más...

hancock dijo...

ostiaaa con la copla del derrumbe de edificios me quedo. ya me imagino cómo es la pedicura, con el traje de Hancock con S encima pero con actor rostro pálido y no cacahuete. En Hancock ya me hice una idea de como son los FX del siglo 21. Lanzar ballenas al quinto pino, etc....

Chiisa Yanagi dijo...

Superman ni me gusta ni disgusta, simplemente nunca me ha llamado la atención lo suficiente.
Viendo lo que es la película en sí no lo encuentro de extrañar aunque también veo abusivo tanta explosión por amor al arte. xD

Hombre, si consiguen que el actor se crea Superman, ya lo han logrado para que se meta de lleno en la película. xD

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...